A diferencia de la vacuna administrada para prevenir la infección por VPH, Gardasil9, esta terapia experimental elimina el tejido infectado por el virus. (Foto: Especial)

Vacuna experimental logra eliminar completamente el VPH

La vacuna terapéutica Tipapkinogen Sovacivec elimina el tejido infectado por el virus
Redacción | El Universal
09 Abril, 2019 | 11:54 hrs.

Una terapia experimental para tratar los precánceres en el cuello uterino eliminó por completo la lesión y la infección subyacente por VPH en un tercio de las mujeres inscritas en un ensayo clínico, según un estudio publicado en Ginecología Oncológica.

Se trata de la vacuna terapéutica Tipapkinogen Sovacivec, la cual ataca los tipos de VPH precursores del cáncer cervical a través de una proteína que desencadena una respuesta del sistema inmunitario.

A diferencia de la vacuna administrada para prevenir la infección por VPH, Gardasil9, esta terapia experimental elimina tanto el tejido infectado como las lesiones ocasionadas por el virus.

El estudio reclutó a 192 mujeres con lesiones precancerosas, de las cuales 129 recibieron la vacuna y 63 un placebo. Las participantes recibieron una inyección semanal en el muslo durante tres semanas.

Seis meses más tarde, fueron tratadas con procedimientos quirúrgicos estándar para lesiones que pueden progresar a cáncer y se examinó el tejido extirpado.

En el 36% de las mujeres que recibieron la vacuna las lesiones graves de VPH se eliminaron. Mientras que todas las mujeres de este grupo tenían más del doble de probabilidades de eliminar dichas lesiones.

Los investigadores siguieron a los participantes durante otros dos años y medio después de la cirugía. Durante el seguimiento más mujeres en el grupo de vacunación permanecieron completamente libres de VPH.

Algunas mujeres que recibieron la vacuna informaron reacciones graves en el lugar de la aplicación, debido a que la vacuna está diseñada para desencadenar el sistema inmunológico, señalan los autores.

El procedimiento de tratamiento típico para lesiones graves consiste en extraer una pieza cónica del cuello uterino, llamada LEEP o cono, lo que puede causar problemas durante el parto y aumentar el riesgo de cesárea.

Además, las mujeres que se someten a este procedimiento tienen un riesgo muy alto de desarrollar cáncer cervical en los próximos 20 años si no continúan sometiéndose a la prueba de detección.

"El procedimiento quirúrgico elimina todo el tejido que se dirige hacia el cáncer, pero no elimina todo el VPH", dice la responsable del estudio Diane Harper.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS