Uno de los síntomas es tener una sensación frecuente de querer ir al baño (Foto:Especial)

¿Tener mucho sexo ocasiona infecciones urinarias?

La actividad sexual puede ocasionar incremento en la probabilidad de padecer una infección en las vías urinarias
Fernando Guevara| El Universal
19 Mayo, 2018 | 09:00 hrs.

Para vivir una vida sexual plena hay que conocer todas los aspectos que pueden traer consecuencias hacía nuestra salud, por eso, María Inés Yt Castorena, ginecóloga y obstetra con alta especialidad en el Hospital Sedna, explica si tener mucho sexo ocasiona infecciones urinarias.

“La actividad sexual aunque sea poca o mucha sí puede ocasionar incremento en la probabilidad de padecer una infección en las vías urinarias”, dice Castorena.

Es importante recalcar que mientras más vida sexual se tenga, la probabilidad de tener una infección urinaria aumenta. “La frecuencia de vida sexual, está directamente proporcional con la probabilidad de aumentar las infecciones urinarias”.

La doctora explica que estas infecciones se dan principalmente por dos razones:  

1. Al tener la relación sexual, la uretra femenina, al ser muy corta (mide de tres a cuatro centímetros), tiene contacto con las bacterias que están localizadas en el recto, por la penetración hay un empuje hacia las vías urinarias.

2. El traumatismo que ocasiona la penetración genera una pequeña inflamación en la                       vejiga que está en la parte anterior de la vagina y esto puede ocasionar infecciones,

Castorena explica que estas infecciones se pueden evitar: “El orinar antes y después del coito nos favorece mucho porque estamos expulsando los microbios que probablemente fueron inmaculados en el acto sexual”.

Las infecciones urinarias se pueden detectar al sentir ardor al orinar y al tener una sensación frecuente de ir al baño. Lo primero que se debe de hacer cuando se tiene una infección de este tipo es acudir al médico y evitar la automedicación.

Para tener una vida sexual plena sin infecciones, la doctora recomienda usar un jabón especial para los genitales o en su defecto un jabón neutro, también recomienda consumir jugo de arándano, que por sus propiedades ayuda a que las bacterias no tengan proliferación.

“También es importante siempre tener la asesoría de un médico, siempre que se vaya a iniciar la vida sexual o una vez ya iniciada es importante que las mujeres sean asesoradas por un ginecólogo y el hombre es importante que sea asesorado por un urólogo”, dijo Castorena.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS