Especial

Qué son y por qué no debes tener duchas vaginales

Antes las mujeres reparaban un compuesto que incluían ingredientes vinagre, bicarbonato, antisépticos y fragancias
Alejandra Rodríguez |El Universal
18 Octubre, 2017 | 15:00 hrs.

La higiene en la partes intimas es una tema que nos ocupa a tanto a hombres como mujeres, sin embargo, con afán de disminuir el olor de la vagina, se han creado remedios caseros o productos químicos para limpiar esta zona. No obstante no siempre son benéficos para los genitales.

César Moreno Rey, ginecólogo y terapeuta sexual del Hospital Español, explica que las duchas vaginales se han dejado de usar porque se ha demostrado que su uso es perjudicial para la salud, porque alteran el pH de la zona vaginal y pueden causar infecciones.

Pero ¿cómo eran la duchas vaginales? “Las mujeres preparaban un compuesto que introducían a la vagina, los ingredientes de éste eran vinagre, bicarbonato de sodio, antisépticos y fragancias; lo aplicaban después del baño o durante, con la creencia de que esta práctica disminuía el olor de la vagina después del periodo menstrual”, afirma Moreno Rey.

Los champús o jabones de limpieza íntima han sustituido a las duchas vaginales, sin embargo, Moreno advierte que su uso no debe de ser diario, sino cada tercer día y de manera preferente bajo la indicación de un especialista. Cuando se usan estos productos sólo se debe tener contacto con la parte superficial de la zona vaginal, como lo son los labios vaginales, la vulva y la cavidad que está entre la piernas.

La manera correcta de asear esta área es usando jabón neutro durante el aseo en la zona de manera superficial y enjuagando con abundante agua, sin que residuos de jabón lleguen al interior de la vagina.

El ginecólogo hace énfasis en que no todas las mujeres necesitan usar champús y jabones de limpieza íntima, y que su uso debe ser controlado y supervisado por un especialista, “aunque estos productos indiquen que no alteran el pH, su uso prolongado o innecesario sí tiene esa contraindicación”’, señala César Moreno.

 

QUÉ DICEN LOS USUARIOS