El sudor y la depilación son algunas de sus causas. (Foto: Especial)

¿Qué es la irritación vulvar?

Los síntomas pueden ser comezón, sensación de quemazón, sensibilidad a la ropa
Darinka Gómez | El Universal
22 Marzo, 2019 | 10:00 hrs.

La irritación vulvar es un padecimiento muy común en las mujeres pero que suele confundirse con una infección vaginal, así lo explica Paulina Millán Álvarez, sexóloga del Instituto Mexicano de Sexología.

Los síntomas pueden ser comezón, sensación de quemazón, sensibilidad a la ropa y enrojecimiento.

Estos síntomas son muy generales por lo que puede confundirse con una infección vaginal; sin embargo, a diferencia de esta última, la irritación vulvar no se presenta mal olor ni ningún tipo de flujo extraño.

“La irritación puede aparecer por diversas causas como el calor, el sudor y las relaciones sexuales. También puede surgir como resultado del uso de toallas sanitarias ya que contienen muchos químicos, perfumes y por el plástico”, explica Millán.

La depilación también puede ser otro factor sobre todo porque la piel queda expuesta y el roce contra la ropa puede llegar a irritarla.

Millán también comenta que, cuando apenas inicia, “la irritación puede ser controlada evitando los factores que la producen o con algunas pomadas de venta libre para aliviar la irritación”.

Si no se atiende a tiempo puede avanzar y provocar algunas lesiones en la zona por lo que puede requerir la intervención de un ginecólogo quien puede recetar alguna pomada para disminuir la irritación.

Algunas recomendaciones para disminuir el problema cuando se presentan son tratar de utilizar jabones sin químicos y humectados con glicina, lo más importante es que la piel conserve su humedad para prevenir que se deshidrate y se irrite.

También se debe tener cuidado a la hora de la depilación y evitarla lo más posible si se tiene piel sensible. Para prevenir la irritación en las relaciones sexuales se recomienda el  uso de lubricantes.

Otro factor que ayuda es cambiar las toallas cada tres o cuatro horas y cambiarse la ropa después de sudar, por ejemplo, al hacer ejercicio, ya que el sudor guarda bacterias.

Es común que la irritación vulvar se confunda con una infección vaginal pero, si al recibir tratamiento, los síntomas no desaparecen puede que el diagnóstico no sea el correcto.

Por último, la especialista señala que las mujeres eviten rascarse con la uñas si sienten comezón, ya que esto empeora el problema por las bacteria de las uñas y por que no deja que sane la piel.

 

QUÉ DICEN LOS USUARIOS