La fractura ocasiona una complicación llamada enfermedad de Peyronie. (Foto: Ilustrativa)

¿Qué es la fractura de pene?

Tras una lesión de este tipo el pene forma una cicatriz fibrosa que provoca retracción en el miembro
Darinka Gómez | El Universal
28 Mayo, 2019 | 09:00 hrs.

La fractura de pene es un problema de salud que pueden llegar a sufrir los hombres y que, de no atenderse de manera adecuada, puede provocar problemas al momento de tener relaciones sexuales.

Se denomina fractura de pene a una lesión provocada por la ruptura de una capa llamada túnica albugínea, la cual envuelve los cuerpos cavernoso de este órgano.

Así lo explica el cirujano plástico Miguelangel Guevara Montaño, quien cuenta con una alta especialidad en cirugías de agrandamiento de pene, las cuales, además de su función estética, también pueden formar parte del tratamiento para las fracturas de pene.

Las fracturas de pene ocurren durante las relaciones sexuales, principalmente cuando se realizan de forma vigorosa, mientras el pene está en estado de erección, pero también puede ser causadas por una masturbación agresiva.

“Lo que ocurre con una fractura de pene es que se presenta el traumatismo y la persona siente dolor, inflamación y se forman moretones pero con el tiempo el pene se recupera por sí solo de esta lesión. El gran problema viene después cuando ocurre el proceso de cicatrización”, explica el cirujano.  

Tras una lesión de este tipo el pene forma una cicatriz fibrosa que provoca retracción en el miembro. Dicha retracción ocurre hacia el lugar en donde se formó la cicatriz por lo que la dirección de la erección, que normalmente ocurre hacia adelante, sufre alteraciones y se da en forma “chueca”.

“Al tener un pene chueco, con una desviación de 40 o 60 grados, no se puede llevar a cabo una relación íntima adecuada. A esta desviación se le conoce como enfermedad de Peyronie”, comenta el especialista.

Esta situación no pone en riesgo la vida de la persona; sin embargo, sí afecta su salud sexual por lo que los tratamientos tienen como objetivo devolver al paciente su capacidad de tener una actividad sexual plena.

Según comenta Guevara, el tratamiento más efectivo para este problema consiste en inyectar factores de crecimiento derivados de las plaquetas de la sangre del paciente en la zona de la cicatriz, lo cual ayuda a que disminuya.  

“Los factores de crecimiento se colocan en el sitio de fibrosis y a largo plazo esto deshace la placa lo que permite que el pene se enderece”.  

A pesar de lo efectivo de estos tratamientos este no es el único problema derivado de las fracturas de pene. “Cuando el órgano se lesiona de esta manera no sólo de enchueca sino que también se acorta”, explica el médico.  

Es por eso que los pacientes pueden requerir también una cirugía de alargamiento para recuperar el tamaño perdido.  

 

QUÉ DICEN LOS USUARIOS