La mayoría de las personas con este padecimiento necesitan sentirse cómodos para orinar. (Foto: Especial)

¿Qué es es síndrome de la vejiga tímida?

La falta de higiene o malos olores pueden activar este síndrome
Redacción | El Universal
09 Enero, 2019 | 12:00 hrs.

La paruresis, a menudo llamado síndrome de la vejiga tímida, es un trastorno psicológico caracterizado por la dificultad de algunas personas de orinar en baños públicos. Su causa exacta se desconoce; sin embargo, se ha asociado a aspectos mentales y emocionales.

La Asociación Internacional de Paruresis (IPA, por sus siglas en inglés) señala que la mayoría de los casos de síndrome de la vejiga tímida es de naturaleza progresiva, debido a que el temor de usar instalaciones públicas aumenta con el tiempo, lo que limita cada vez más las opciones de la persona afectada.

Sobre su intensidad, la asociación detalla que si bien algunas personas con vejiga tímida pueden orinar en instalaciones públicas, hay algunas que sólo pueden hacerlo cuando están en casa. Incluso, en ciertas ocasiones, presentan dificultad para la micción cuando hay familiares cercanos en el hogar.

Los grados de este síndrome pueden diferir desde un retraso momentáneo a la hora de orinar hasta retención crónica y aguda de la orina. Sin embargo, la IPA aclara que no todas las personas sufren de síndrome de la vejiga tímida, pese a que se deba esperar uno o dos segundos antes de poder miccionar.

Esto debido a que este trastorno se caracteriza por una vacilación excesiva o una incapacidad total para hacer del baño. Además de que a menudo se convierte en una condición que afecta la calidad de vida puesto que causa angustia por las actividades cotidianas, como viajes y compromisos sociales.

La mayoría de las personas con este padecimiento necesitan sentirse cómodos para orinar, ya sea en instalaciones públicas o en el hogar.

“En una situación particular en la que demasiados aspectos negativos, como el ruido, los olores, la falta de privacidad visual y otras personas que hablan en el baño, eclipsan este umbral de comodidad, el síndrome de vejiga tímida se activa y evita que la persona orine”, explica la asociación.

Finalmente, la IPA exhorta a buscar atención médica para descartar cualquier otra condición que pueda poner en riesgo la salud de la persona.

“Una regla general es que si no tiene una razón médica para orinar con dificultad y puede orinar cuando está solo, pero tiene dificultades en la mayoría de las situaciones sociales es posible que sufra paruresis”.

 

QUÉ DICEN LOS USUARIOS