Existen dos tipos el vaginismo primario y secundario. (Foto: Especial)

¿Qué es el vaginismo?

Este padecimiento impide a la mujer disfrutar de una vida sexual placentera
Redacción | El Universal
31 Diciembre, 2018 | 12:00 hrs.

El vaginismo es una disfunción sexual femenina que impide recibir una penetración a quien la padece debido a que sus paredes vaginales se encuentran cerradas. Esto ocurre como resultado de fuertes contracciones musculares que estrechan la abertura de la vagina.

Este padecimiento puede confundirse con la dispareunia; sin embargo, se trata de disfunciones diferentes. En el vaginismo la penetración resulta imposible mientras que en la dispareunia se consigue aunque aunque acompañada de dolor y algunas molestias, de acuerdo con información sobre el tema del Instituto Sexologico Murciano (España).

Debido al miedo al dolor que genera este mal la mujer puede tener dificultades para mantener relaciones sexuales, llegando incluso a evitarlas a toda costa. Sin embargo, hay formas de tener intimidad sexual sin necesidad de la penetración.

Existen dos tipos el vaginismo primario y secundario. El primero ocurre cuando una mujer nunca ha tenido ningún tipo de penetración ya sea que sea consciente o no de su enfermedad.

Una mujer puede tener vaginismo sin saberlo y descubrirlo en la adolescencia cuando intenta tener su primera relación sexual, cuando intenta colocar un tampón o al asistir a una revisión ginecológica.

Por su parte, se denomina vaginismo secundario cuando la mujer ha logrado penetraciones vaginales antes y en algún momento de su vida ya no puede tenerlas.

Este tipo de vaginismo puede surgir como resultado de una infección, trauma durante el parto, secuelas de una cirugía ginecológica o debido a factores psicológicos como los derivados de una violación.

Potro lado, aunque no es lo más frecuente, también existen técnicas para que la mujer pueda lograr un orgasmo a pesar de su padecimiento.  

Algunas estadísticas del instituto señalan que el 70% de las parejas demora entre uno y dos años el pedir algún tipo de ayuda y el 30% acude después de cinco años de percatarse del problema.

 

QUÉ DICEN LOS USUARIOS