Los tampones se deben cambiar cada cuatro u ocho horas. (Foto: Especial)

¿Qué es el síndrome del shock tóxico que causan los tampones?

El shock tóxico es provocado por la acción de la bacteria Staphylococcus aureus
Darinka Gómez | El Universal
20 Junio, 2019 | 09:00 hrs.

Se conoce como síndrome del shock tóxico a una enfermedad causada por la bacteria  Staphylococcus aureus que se relaciona con el uso inadecuado de tampones.

Si bien el tampón es un medio de cultivo para esta bacteria el riesgo es casi exclusivo de un mal uso de éste, es decir, es una complicación que puede derivar al dejar el tampón más tiempo del que indican las instrucciones.

Así lo explica la ginecóloga Ana Celia Mendoza Ocampo del Hospital DioMed, quien también señala que existen mujeres que pueden llegar a dejar el tampón varios días dentro de su cuerpo y que “algunas que incluso se olvidan de que lo colocaron”.

Estos son factores de riesgo importantes ya que la humedad y sangre acumuladas en el material del tampón favorecen el crecimiento de la bacteria.

Lo peligroso de esta bacteria es que al desarrollarse libera toxinas que provocan una respuesta inmune en el cuerpo; esto tiene como consecuencia una falla multiorgánica que pone en riesgo la vida de la paciente.

Esta falla es provocada porque la toxina liberada por la bacteria ocasiona una interrupción en el flujo sanguíneo, lo que a su vez provoca que los órganos y tejidos no reciban suficiente oxígeno.  

Los síntomas inician con fiebre, náuseas, mareo y presión sanguínea baja pero  en pocas horas evoluciona causando daño a diversos órganos, tales como riñones, hígado y pulmones. Otra complicación es el riesgo de amputación en piernas por la falta de oxigenación e inflamación que sufren los tejidos  

Aunque es una enfermedad es muy poco frecuente, si una mujer estuvo en contacto con el tampón más del tiempo indicado, y comienza con los síntomas, debe buscar ayuda de manera inmediata ya que el shock tóxico puede poner en peligro de muerte a la persona en tan sólo 48 horas.  

A pesar de que esta complicación aparece tan solo en un 1.8 de cada 100 mil pacientes, de acuerdo con cifras de la especialista, para disminuir el riesgo la ginecóloga hace énfasis en que los tampones se deben cambiar cada cuatro u ocho horas.
 

QUÉ DICEN LOS USUARIOS