La efectividad de este método es del 99% a partir de las 24 horas de su aplicación. (Foto: Especial)

¿Qué efectos secundarios tienen los parches anticonceptivos?

Los efectos secundarios desaparecen en los primeros tres meses de uso
Redacción | El Universal
10 Septiembre, 2018 | 12:00 hrs.

Pese a que el parche anticonceptivo es uno de los métodos hormonales más seguros y eficaces para prevenir un embarazo, su uso puede desencadenar reacciones secundarias en algunas mujeres. Éstas suelen desaparecer, casi siempre, en los primeros tres meses de uso.

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), señala que tras la aplicación del parche anticonceptivo algunas mujeres pueden presentar efectos secundarios como dolor de cabeza, aumento en la sensibilidad mamaria, mareo, náuseas, vómito, enrojecimiento de la piel y sangrado entre periodos menstruales.

En este sentido, la Clínica Mayo indica que es posible experimentar mayores riesgos de sufrir efectos adversos relacionados con el estrógeno, como coágulos sanguíneos, debido a que los niveles de esta hormona en el cuerpo aumentan en comparación con los anticonceptivos orales.

A diferencia de otros métodos de protección, el parche anticonceptivo suministra una dosis constante de hormonas, su uso es adecuado para las mujeres que suelen olvidar ingerir pastillas y puede quitarse en cualquier momento, debido a que su aplicación sólo requiere un área de piel limpia y seca.

Pese a ello, este método, de acuerdo con la Clínica Mayo, no es adecuado para todas las mujeres, sobre todo para aquellas que son mayores de 35 años, sufren dolores de pecho o antecedentes de ataques cardíacos, pesan más de 90 kilogramos y tienen una enfermedad hepática o migrañas con aura.

Además de presentar sangrado vaginal sin causa aparente, complicaciones en los riñones, ojos, nervios o vasos sanguíneos debido a la diabetes, antecedentes de ictericia durante el embarazo y estar próximo a una cirugía importante.

La efectividad de este método es del 99% a partir de las 24 horas de su aplicación, ya que libera hormonas en el torrente sanguíneo que impiden la liberación de los óvulos. Sin embargo, su uso no evita el contagio de enfermedades de transmisión sexual, como el VIH.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS