El consumo de anticoagulantes y antidepresivos puede ser una de las causas. (Foto: Especial)

¿Qué daños puede causar una erección prolongada?

Esta enfermedad se presenta principalmente en hombres mayores de 60 años
Redacción | El Universal
28 Septiembre, 2018 | 12:00 hrs.

El priapismo es uno de los padecimientos que con menor frecuencia afectan al pene. Su causa exacta se desconoce; sin embargo, no está relacionada con estímulos sexuales.

De acuerdo con la Clínica Mayo, el priapismo es la erección prolongada del pene que, a diferencia de las originadas por estímulos sexuales, puede durar por más de seis horas y ser dolorosa. Incluso, en ocasiones, es posible que existan repercusiones más severas.

Esto debido a que al prolongarse una erección, la sangre atrapada en el pene deja de recibir oxígeno, lo que daña o destruye los tejidos del órgano y, posteriormente, puede derivar en disfunción eréctil. Por lo que es necesario tratar el priapismo de inmediato  y desde su origen.

Al respecto, la clínica señala que con frecuencia la causa de fondo de este padecimiento no se puede determinar, pues en su aparición pueden intervenir diversos factores. Estos incluyen trastornos de la sangre, como leucemia, anemia de células falciformes y mieloma múltiple, y lesiones.

Además del consumo de medicamentos, como antidepresivos y anticoagulantes, alcohol y drogas. En algunos casos se puede presentar como consecuencia de picaduras de araña, trastornos metabólicos, por ejemplo gota o amiloidosis, y en ciertos tipos de cánceres que afectan al pene.

Esta enfermedad se presenta principalmente en hombres mayores de 60 años, quienes reciben, de acuerdo con la severidad del priapismo, drenaje de la sangre del pene, medicamentos, cirugía y, en algunas situaciones, la colocación de bolsas de hielo entre la base del pene y el ano.

Para prevenir episodios futuros, en personas que han sufrido episodios recurrentes o interrumpidos de priapismo, los especialistas podrían recomendar al tratamiento de una afección no diagnosticada, el uso de fenilefrina oral o inyectada, así como medicamentos inhibidores de hormonas y para tratar la disfunción eréctil.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS