El traumatismo generado por la penetración provoca una pequeña inflamación en la vejiga, haciendo latente las posibilidades de desarrollar este padecimiento. (Foto: Especial)

¿Qué causa las infecciones urinarias?

Hasta un 30% de las mujeres podría presentar al menos un cuadro de infecciones urinarias a lo largo de su vida
Rocío Mundo | El Universal
07 Diciembre, 2018 | 12:00 hrs.

Las infecciones urinarias son uno de los padecimientos que con mayor frecuencia afectan a las mujeres. Su aparición está asociada a la poca ingesta de líquidos, actividad sexual, formas de aseo, aguantarse la orina y a la propia anatomía.

Iván Bravo Castro, urólogo especialista en oncología y endourología, señala que debido a las condiciones anatómicas de las mujeres, hasta un 30% de ellas podría presentar al menos un cuadro de infecciones urinarias a lo largo de su vida.

“Por la longitud de la uretra que es corta, en el caso de las mujeres, y que el meato uretral desemboca en la vagina, las mujeres son muy propensas a presentar infección urinaria de manera recurrente”, explica el especialista.

En relación a la actividad sexual, la ginecóloga y obstetra María Inés Yt Castorena destaca que durante la penetración la uretra femenina entra en contacto con bacterias localizadas en el recto, lo que incrementa el riesgo de infecciones urinarias.

Incluso, el traumatismo generado por la penetración provoca una pequeña inflamación en la vejiga, lo que hace latente las posibilidades de desarrollar este padecimiento.

“El orinar antes y después del coito nos favorece mucho porque estamos expulsando los microbios que probablemente fueron inmaculados en el acto sexual”, comenta Yt Castorena.

El riesgo es aún mayor en mujeres en edad reproductiva (mayores a 18 años), diabéticas y posmenopáusicas. En ellas la disminución de estrógenos y, en consecuencia, la atrofia vaginal provocan que haya una mayor colonización de bacterias.

Las infecciones urinarias pueden presentarse en el 90% de los casos a través de urgencia para orinar, sangrado en orina, ardor durante la micción, sensación frecuente de ir al baño y de vaciado incompleto.

Sin embargo, cuando la infección comienza a avanzar dentro del organismo puede manifestarse fiebre, náuseas, dolor en zona lumbar y vómito.

“Si dejamos avanzar el cuadro las bacterias siguen colonizando y no solamente se quedan en la vejiga comienzan a avanzar hacia los riñones”. Esta situación podría derivar en infecciones renales, especialmente en personas con enfermedades adicionales, como diabetes.

Finalmente, para disminuir el riesgo de infecciones urinarias el urólogo recomienda ir al baño de manera regular, no aguantarse las ganas de orinar, tomar abundantes líquidos y jugo de arándano.

En caso de presentar síntomas de la enfermedad exhorta a acudir con un urólogo y evitar la automedicación. Esto con la finalidad de prevenir el agravamiento de la enfermedad y un tratamiento más prolongado.

 

QUÉ DICEN LOS USUARIOS