La cantidad de Omega 3 recomendada son 300 miligramos al día. (Foto: Especial)

¿Qué beneficios da el omega 3 en el embarazo?

El consumo de Omega 3 desde el inicio hasta el final del embarazo tiene grandes beneficios
Rocío Mundo | El Universal
15 Noviembre, 2018 | 17:12 hrs.

Muchos hablan de los grandes beneficios que el Omega 3 tiene para la salud: disminución de colesterol, protección cardiovascular e hidratación, por decir sólo algunos. Sin embargo, muy pocos saben de las aportaciones que este ácido graso tiene durante el embarazo.

Claudio Góngora Lastra, especialista en ginecología endocrina reproductiva en el Centro Médico ABC Santa Fe, señala que el Omega 3 es un complemento fundamental durante la formación de un ser humano debido a los distintos beneficios que aporta tanto a la madre como al bebé.

“La madre necesita tener un consumo adecuado de Omega 3 para que el bebé se forme”. Su consumo, incluso, disminuye los fenómenos inflamatorios en los vasos sanguíneos, como la hipertensión, y, por tanto, el número de muertes maternas.

También el riesgo de diabetes gestacional, pues modifica la resistencia a la insulina, y los partos prematuros reducen con el consumo constante del ácido graso. Mientras que en el aspecto psicológico, la aparición de la depresión postparto disminuye.

En el caso de los bebés, al nacer tienen una mejor respuesta al metabolismo de los carbohidratos, lo que provoca una disminución de la diabetes y el sobrepeso infantil. “Hay una disminución importante de la aparición de los trastornos del espectro autista, como el trastorno del déficit de atención”.

El especialista explica que para aprovechar estos beneficios es fundamental consumir Omega 3 durante todo el embarazo hasta la lactancia. No obstante, su administración es recomendable a lo largo de toda la vida.

La cantidad de ácido graso recomendada son 300 miligramos al día. Sin embargo, debido a que el Omega 3 es un ácido graso esencial, no puede ser sintetizado por el cuerpo. Por lo que tiene que ser consumido de forma externa, principalmente en semillas y aceite de pescado.

Ante esto, Góngora Lastra agrega que la cantidad de alimentos que deberían comerse para obtener la dosis mínima del ácido graso es “medio kilo de pescado diario, 24 huevos diarios o 14 camarones diarios. Tratar de sacarlo exclusivamente de la dieta es muy difícil para poder tener una buena proporción y una buena cantidad”.

Es por ello que la suplementación es “absolutamente necesaria”, independientemente de la resistencia que muchas personas tienen al consumo de suplementos. Estos suplementos deben de estar certificados por organismos internacionales con la finalidad de evitar que el contenido esté contaminado con mercurio.

“Además, deben estar ultrafiltrados para que podamos tener el requerimiento mínimo en una sola cápsula”. Finalmente, apunta que la ingesta del complemento de Omega 3 no tiene límites pues es absolutamente necesario.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS