Especial

¿Por qué subes de peso cuando te casas?

Tener una relación estable y de calidad podría no ser tan bueno para la salud en este caso
Redacción | El Universal
25 Diciembre, 2017 | 10:00 hrs.

“Estás más gordito desde que te casaste”. Seguramente has escuchado decir esta frase para referirse a los kilos de más que se han hecho presentes después de que contrajiste matrimonio. Pero, ¿qué tan cierta es esta creencia popular?

Un estudio, realizado por la Universidad Metodista del Sureste de Dallas, descubrió que los recién casados satisfechos con sus parejas tienden a ganar peso, debido a que están más complacidos en cómo se sienten y en cómo se ven.

Andrea Meltzer, psicóloga y autora principal de la investigación, señala que tener una relación estable y de calidad, en muchas ocasiones hace que las personas disminuyan sus esfuerzos para mantenerse en línea.

“Es común que al entrar en una relación estable las personas dejen de esforzarse tanto por su figura como lo hacía cuando eran solteros, debido a que saben que sus parejas las quieren más allá de su apariencia; sin embargo, la verdadera causa detrás del aumento de peso en las parejas son los hábitos alimenticios”, agrega Meltzer.

El estudio, que se basó en el seguimiento durante cuatro años de 169 parejas, que se casaron por primera vez, determinó que los recién casados satisfechos con su matrimonio tenían menos probabilidades de abandonar a su pareja, y subir de peso con el tiempo. Contrario a aquellos no les fue tan bien durante su relación, quienes bajaron más de peso.

Meltzer considera que los hombres y mujeres felices en su matrimonio aumentan de peso, debido que al no tener deseos de buscar otra pareja, comienzan a descuidar su aspecto.

“Nuestro estudio sugiere que las personas piensan en término de atractivo más que de salud”, afirma la especialista.

Recomienda, sin embargo, preocuparse un poco más por estar saludables, antes que en la apariencia para evitar enfermedades como la diabetes.

“Al centrarse más en el peso en términos de consecuencias para la salud, en contraposición a las implicaciones de la apariencia, parejas satisfechas pueden evitar el aumento de peso con el tiempo en sus matrimonios”, subraya la autora de la investigación.

Para evitar el aumento de peso cuando se está casado, además, es necesario modificar los malos hábitos, que ambos aportan inconscientemente a la relación. Estos hábitos, explica, son individuales, y son los mismos que “se deben realizar cuando se está soltero”, finaliza.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS