Casi siempre las incontinencias urinarias pueden presentarse a cualquier edad. (Foto: Especial)

¿Por qué sientes ganas de orinar pero no puedes?

Se caracteriza por la necesidad urgente de orinar pero en la que sólo puede evacuarse una pequeña cantidad
Rocío Mundo | El Universal
10 Diciembre, 2018 | 12:24 hrs.

Más que una enfermedad, la incontinencia urinaria por rebosamiento, caracterizada por la pérdida involuntaria de orina, es síntoma de un problema en las vías urinarias del hombre. Su aparición ocurre con frecuencia en la población masculina mayor a 50 años.

Iván Bravo Castro, urólogo especialista en oncología y endourología, señala que la incontinencia urinaria masculina puede tener su origen en la cirugía secundaria a cáncer de próstata y en la hiperplasia prostática (crecimiento benigno de la próstata).

Esta última está asociada a la incontinencia por rebosamiento, un trastorno caracterizado por la necesidad urgente de orinar pero en la que sólo puede evacuarse una pequeña cantidad.

El especialista destaca que casi siempre las incontinencias urinarias pueden presentarse a cualquier edad. Sin embargo, la incontinencia por rebosamiento afecta con mayor frecuencia a hombres de entre 50 y 60 años.

“Edad en la que la mayoría de los pacientes empieza con trastornos previos en la micción. De hecho, la mayoría de ellos en algún momento va a presentar alteraciones en el flujo miccional, lo que quiere decir que el chorro de la orina disminuye o tienen salida involuntaria de orina”.

Aclara que desde antes de presentar incontinencia urinaria, las personas con crecimiento benigno de próstata tienen antecedentes de orinar inadecuadamente. Por ejemplo, chorro de orina delgado u orinar en dos o tres chorros.

“La incontinencia por rebosamiento es, probablemente, uno de los síntomas finales de toda una cascada de sintomatología previa que se desarrolla hasta cinco años antes”.

Bravo Castro explica que para el tratamiento de este síntoma es necesario curar la causa que lo está detonando. Esto a través de medicamentos o, en algunos casos, cirugías.

Ante esta situación, recomienda asistir a revisiones periódicas con el urólogo para poder evitar y detectar a tiempo cualquier padecimiento que comprometa la salud del hombre.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS