Especial

¿Por qué los preservativos mejoran la salud de las mujeres?

La población de Lactobacillus era significativamente más alta en el grupo de preservativos
Redacción | El Universal
02 Enero, 2018 | 10:00 hrs.

Además de evitar embarazos no deseados y la propagación de enfermedades de transmisión sexual, los condones mejoran la salud vaginal. Al aumentar los niveles de la bacteria Lactobacillus se previene la picazón y secreción inusual.

Un estudio, realizado por el Hospital de la Amistad de Beijing, encontró que las mujeres sexualmente activas que usan condones tienen mayores cantidades de Lactobacillus, en comparación con aquellas que recurren a otras formas de anticoncepción.

Estos microorganismos, que producen ácido láctico y peróxido de hidrógeno, ayudan a mantener el pH vaginal en 4.5, comparable a la acidez de la cerveza o el jugo de tomate. Este “sistema de tampón ácido”, como lo denominaron los investigadores, bloquea las bacterias dañinas para que no se instalen y causen infecciones.

Los Lactobacillus en esa parte del cuerpo, indica el estudio, reducen la incidencia de vaginosis bacteriana, que causa picazón, secreción inusual y olor desagradable, además de disminuir la probabilidad de sufrir infección por VIH.

La actividad sexual altera el equilibrio del ecosistema de la vagina, especialmente cuando el semen ingresa, debido a que tiene un pH de entre 7.0 y 8.0. Por lo que los condones ayudan a la vagina a mantener sus defensas ácidas naturales.

Para la investigación, se estudiaron 164 mujeres casadas, cuyo estado de salud era sano, de entre 18 y 45 años, que no usaban anticonceptivos hormonales, como la píldora.

De entre las participantes, 72 usaba condón, 57 DIU (dispositivo intrauterino), y 35 el método del ritmo (abstenerse de tener relaciones sexuales en los días que hay peligro de quedar embarazada).

Los resultados indicaron que la población de Lactobacillus era significativamente más alta en el grupo de preservativos.

Los investigadores advirtieron que los condones no son la mejor manera de prevenir embarazos no deseados, pues tienen una tasa de falla del 15% con uso promedio.

En contraste, con el DIU cuya tasa de fracaso es de 0.6% a 0.8% en el primer año, y después de una década pueden ser más efectivos, dijeron los investigadores.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS