Éste es uno de los primeros estudios conocidos en evaluar la percepción de la estética en la mujer. (Foto: Especial)

¿Por qué deberías negarte a que te hagan una episiotomía?

La investigación desechó cualquier supuesto beneficio a la salud de esta práctica
Redacción | El Universal
17 Abril, 2018 | 10:00 hrs.

Pese a los “supuestos” beneficios que existían en torno a la episiotomía, una incisión quirúrgica utilizada para agrandar la abertura vaginal para la expulsión del bebé, un estudio de la Universidad de Michigan demostró que esta práctica la daña la imagen corporal y la vida sexual de la mujer.

“A nivel nacional, aproximadamente el 12% de las mujeres embarazadas siguen recibiendo las episiotomías, pero hay una amplia variación en la práctica entre hospitales y proveedores”, dijo Ruth Zielinski, profesora clínica asociada de enfermería.

La investigación, que desafía el pensamiento convencional de que una episiotomía produce una reparación más estética que el desgarre durante el parto, desechó cualquier supuesto beneficio a la salud de la práctica, al estudiar la percepción de la estética y el atractivo visual del procedimiento.

Para ello, analizó a 69 mujeres primerizas con alto riesgo de desgarres musculares, quienes completaron una encuesta sobre Cambios Vaginales en la Estimación Sexual y Corporal (VSBE, por sus siglas en inglés).

Los hallazgos revelaron que las mujeres que tienen una episiotomía durante el parto presentan una peor imagen corporal y una vida sexual menos satisfactoria, en comparación con aquellas que se desgarran y curan de forma natural.

“La presencia de un corte quirúrgico y suturas llama más atención a la zona, y un aumento del dolor con la curación puede ayudar a explicar los resultados”, señaló la coautora del estudio Lisa Kane Low.

Éste es uno de los primeros estudios conocidos en evaluar la percepción de la estética y el atractivo visual del procedimiento en la mujer.

“Se presta mucha atención al cuerpo de una mujer durante y después del embarazo, pero las mujeres también se preocupan por cambios en la región genital, tales como el desgarro doloroso o estiramiento de los 'músculos de Kegel' o que los labios se deformen”, indicó Zielinski.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS