Las mujeres que sufrieron un aborto deben mantener una cuarenta similar a la del embarazo. (Foto: Especial)

¿Las mujeres embarazadas pueden donar sangre?

Las mujeres gestantes pueden donar sangre sólo seis meses después del parto
Redacción | El Universal
04 Enero, 2019 | 14:00 hrs.

Donar sangre es una de las acciones altruistas que más ayudan a salvar vidas. Pese a ello, existen requisitos que exentan a algunas personas de poder hacerlo, es el caso de las mujeres embarazadas.

De acuerdo con el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), las mujeres en gestación no pueden donar sangre sino hasta seis meses después del parto o la cesárea debido a la cantidad de hierro que necesitan.

En caso de aborto, para que puedan ser donadoras, deben mantener una cuarentena similar al periodo de gestación. “Es decir, si el aborto fue en el primer mes de gestación la cuarentena tiene que ser de un mes”, explica el IMSS.

Mientras que durante la lactancia el momento adecuado para la donación de sangre es una vez que este período haya finalizado.

A diferencia del embarazo y la lactancia, no se excluye a las mujeres que se encuentran en el periodo menstrual, a menos que manifiesten síntomas asociados a éste, señala por su parte la Cruz Roja de España.

Al respecto, la jefe del banco de sangre del Hospital ABC, América Ramírez, agrega que aquellas mujeres a las que la menstruación les genera dolor, incapacidad o procesos inflamatorios no pueden donar sangre.

Ramírez señala que de acuerdo con la Norma Oficial Mexicana, las mujeres pueden donar sangre hasta tres veces por año y cuatro en el caso de los hombres.

La donación de plaquetas, por otra parte, se puede realizar 24 veces al año, debido a que se transfunden cada dos semanas.

Dentro de los criterios de exclusión permanente enfocados en la seguridad y protección de las personas se encuentran infecciones por hepatitis B, C o diagnóstico de VIH, aunque éste aún no sea confirmado.

En personas insulinodependientes, la donación sanguínea no puede practicarse debido al riesgo que existe en las punciones realizadas para introducir medicamentos. Por el contrario, en pacientes con hipertensión controlada la transfusión se realiza sin ningún problema.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS