Especial/Pixabay

La sexualidad en México está reprimida

El practicar una sexualidad plena y sin conflictos hace seres más sanos mental y físicamente
Alejandra Rodríguez |El Universal
04 Septiembre, 2017 | 11:52 hrs.

La sexualidad es parte fundamental del ser humano. Aunque es un tema que debería abordarse con naturalidad, en nuestro país, aún existen muchos tabús en torno al él.

Julián Alcalá Ramírez médico sexólogo, miembro del Seminario Permanente de Género y Salud de la Facultad de Medicina señala que en “México existe una sexualidad muy reprimida, sobretodo en el caso de las mujeres. Por otro lado, los hombres hablan mucho en doble sentido del tema y ejercen más su sexualidad, aunque suele ser de manera promiscua”.

El practicar una sexualidad plena y sin conflictos hace seres más sanos mental y físicamente, así lo señala el investigador. Entre los padecimientos se encuentran los accidentes cerebrovasculares, las enfermedades cardiovasculares, las  mentales y las neurológicas.

Las enfermedades cardiovasculares se ubican entre las primeras causas de muerte en nuestro país, “los infartos en el corazón pueden reducir cuando se practica una sexualidad libre y responsable”, afirma Alcalá.

El 4 de septiembre se celebra el día mundial de la sexualidad. Julián Alcalá, afirma que una sexualidad libre de conflictos, responsable y honesta, brinda a los individuos la plenitud propia y de quien los rodea.

Las infecciones de trasmisión sexual (ITS) están asociadas al mantener relaciones sexuales de manera irresponsable y sin protección. Julián Alcalá afirma que las personas confunden el tener sexo con el sentimiento del amor “al querer otorgarle una muestra de amor a la pareja dejamos de protegernos durante el acto sexual, y esto provoca la propagación de enfermedades de trasmisión sexual”.

En el país, las infecciones de transmisión sexual (ITS) figuran entre las 10 principales causas por las que los jóvenes acuden al médico, y de cada 10 embarazos, cinco ocurren en menores de 20 años.

Algunas de las ITS más comunes y tratables son sífilis, gonorrea y, en el caso de las jóvenes, clamidia. Sin embargo, al doctor le preocupa la persistencia de muchas que son mortales, como hepatitis B, VIH, sida y papiloma humano, que está asociado al cáncer cervicouterino.

Actualmente es primordial brindar educación sexual a los niños y jóvenes, porque están iniciando el ejercicio de su sexualidad desinformados, llenos de prejuicios y tabús. “Las nuevas generaciones se tienen que asumir como seres sexuados y responsables para consigo mismos y con los demás, de este modo disminuimos las enfermedades de trasmisión sexual y los embarazos no deseados”, asegura Julián Alcalá.

 

QUÉ DICEN LOS USUARIOS