Especial/El Universal

La “madre de todas las bombas hormonales”

La píldora de emergencia tiene en una dosis 10 veces más hormonas que un anticonceptivo regular
Jesús Arturo Moyers Arévalo | El Universal
14 Noviembre, 2017 | 14:00 hrs.

“No quiero tomar anticonceptivos porque no estoy de acuerdo con meter hormonas a mi cuerpo”. Esta es una de las respuestas más comunes que recibo ante la sugerencia de iniciar el uso de anticonceptivo en jóvenes. Sin embargo, casi en su mayoría; estas pacientes se han visto en la necesidad de tomar un anticonceptivo de emergencia, la llamada “pastilla del otro día”.

Ante estos casos, mi labor es concientizar sobre el panorama real del uso de la anticoncepción de emergencia. En primer lugar diciéndoles a mis pacientes que una dosis de estas tabletas tiene 10 veces más hormonas que un anticonceptivo regular, por lo tanto, están usando una verdadera “Madre de todas las bombas hormonal”.

Sin embargo, cuando no hay otra opción, se convierte en un oasis de tranquilidad ante la desesperación que genera un embarazo no planeado. La adecuada información sobre la acción, usos, utilidades y contraindicaciones es el objetivo de este artículo.

Lo más importante de establecer es que los fármacos que contienen las tabletas de anticoncepción de emergencia NO SON ABORTIVOS. En otras palabras, estos medicamentos inhiben la ovulación (la expulsión del óvulo por parte del ovario), y previenen la concepción (la unión del óvulo con un espermatozoide), pero no evitan la implantación (la inserción de un embarazo dentro del útero).

Bajo este criterio; llamarla “la pastilla del día siguiente” es una equivocación, que favorece una cascada de errores al momento de consumirla, ya que la mayoría de las usuarias consumen estos fármacos siempre que hayan tenido relaciones sexuales sin importar la fecha. Grave error.

La anticoncepción de emergencia se debe usar sólo en caso de haber tenido una relación sexual en días fértiles, antes de la ovulación y con eyaculación dentro de la vagina. En mi práctica diaria me he encontrado pacientes que la usan incluso durante la menstruación.

El consumo en los primeros días después de la menstruación no servirá de nada, pues el fármaco no permanecerá el suficiente tiempo en el cuerpo como para inhibir la ovulación. Usarla poco antes de la menstruación tampoco tendrá utilidad ya que la ovulación ya habría sucedido. Al contrario, en este último caso sólo incrementará la angustia de la pareja pues con toda certeza provocará un retraso menstrual.

Así pues, el mejor consejo es no automedicarse y buscar asesoría de un ginecólogo antes de decidir tomarse la “Madre de todas las bombas hormonal”.

 

Jesús Arturo Moyers Arévalo

Sexólogo

Email: [email protected]

Teléfono: 53971007

QUÉ DICEN LOS USUARIOS