Especial

La ciencia detrás del rejuvenecimiento vaginal

Hay dos tipos de pacientes para las cuales esta alternativa les puede funcionar
Jesús Arturo Moyers Arévalo | El Universal
17 Octubre, 2017 | 12:00 hrs.

Probablemente hayas escuchado el término de rejuvenecimiento vaginal, o su sinónimo: tensado vaginal. Este procedimiento es una modalidad que se ha fortalecido recientemente entre la comunidad médica debido al desarrollo de nuevas tecnologías basadas en rayos láser, las cuales tienen el objeto de ofrecer una alternativa no hormonal para aquellas pacientes que tienen problemas vaginales.

Pero ¿cuáles problemas vaginales? ¿para quién es este tratamiento? Hay dos tipos de pacientes para las cuales esta alternativa les puede funcionar.

  • Mujeres que ya pasaron la menopausia y que están sufriendo los estragos de la falta de hormonas en sus vaginas. Estas mujeres sufren de resequedad vaginal y dolor durante las relaciones sexuales. Incluso en casos más graves hay infecciones urinarias y vaginales recurrentes.

  • Mujeres que después de haber tenido uno o más partos vaginales hayan notado que su vagina ha quedado más suelta o que “aprieta menos” a sus parejas durante la relación sexual. Esto es frecuente en aquellas pacientes que han tenido hijos muy grandes o muchos hijos. A esto se le llama laxitud (soltura) vaginal.

Sin embargo, ¿dónde está la magia? La realidad es que no hay brujería y sí mucha ciencia detrás del rejuvenecimiento vaginal, y como dijo el Dr. Jorge Alberto Elías, ginecólogo de Buenos Aires y uno de los mayores exponentes a nivel mundial de esta técnica: la ciencia está en el calor que cura.

La exposición de la vagina a un rayo láser, —el cual está diseñado y adaptado para calentar y estimular la producción de colágeno (una estructura trascendental para el sostén de nuestro cuerpo—), provoca que después de algunas sesiones en las cuales a la mujer se le coloca un dispositivo en su vagina (como un tampón) la vagina de la mujer mejore su capacidad de lubricar y de recibir un pene durante la relación sexual. Cabe mencionar que esta técnica es sin anestesia y perfectamente tolerable.

Incluso existen muchas situaciones en las cuales este rayo láser podría ayudar a la mujer y actualmente se encuentran en proceso de estudio y aprobación. Lo que sí sabemos es que lo que cura es el calor; y cura muy bien.

 

Columnista

Jesús Arturo Moyers Arévalo
Sexólogo
Email: [email protected]
Teléfono: 53971007

QUÉ DICEN LOS USUARIOS