Las mujeres a menudo requieren líquidos por vía intravenosa y, en los casos más severos, tubos de alimentación. (Foto: Especial)

Hiperemesis: las náuseas que no son normales en el embarazo

Los medicamentos actuales para tratar la afección son en gran parte ineficaces y pueden tener consecuencias graves para la salud tanto de la madre como del bebé
Redacción | El Universal
27 Abril, 2018 | 12:00 hrs.

Durante el embarazo es común que la mayoría de las mujeres experimente náuseas matutinas; sin embargo, en ocasiones los síntomas suelen ser tan graves que algunas de ellas requieren hospitalización. Estos casos son conocidos como hiperemesis gravídica.

Un estudio, dirigido por investigadores de la Universidad de California, identificó a dos genes (GDF15 e IGFBP7) involucrados en el desarrollo de la placenta, la regulación del apetito y, también, en el desarrollo de la enfermedad.

“Durante mucho tiempo se supuso que las hormonas del embarazo, la gonadotropina coriónica humana o el estrógeno, eran las posibles culpables de las náuseas y vómitos extremos, pero nuestro estudio no encontró pruebas que respalden esto”, dijo la autora del estudio, Marlena Fejzo.

Los investigadores compararon el ADN de mujeres embarazadas sin náuseas y vómitos con el de aquellas con hiperemesis gravídica.

Los hallazgos, los cuales fueron confirmados en un estudio independiente de mujeres con hiperemesis gravídica, revelaron que la variación del ADN alrededor de los genes GDF15 e IGFBP7 se asociaba con la presencia de náuseas y vómitos extremos.

En una investigación de seguimiento por separado, el equipo de la UCLA demostró que las proteínas GDF15 e IGFBP7 son anormalmente altas en mujeres con hiperemesis gravídica.

“Tengo la esperanza de que algún día un medicamento que afecte esta vía se use para tratar con éxito y posiblemente para curar la hiperemesis gravídica”, señaló Fejzo.

Los medicamentos actuales para tratar la afección son en gran parte ineficaces y pueden tener consecuencias graves para la salud tanto de la madre como del bebé, indicó el comunicado.

La afección es la segunda causa principal de hospitalización durante el embarazo. Las mujeres a menudo requieren líquidos por vía intravenosa y, en los casos más severos, tubos de alimentación.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS