La píldora del día siguiente debe emplearse dentro de las primeras 72 horas posteriores al contacto sexual sin protección. (Foto: Especial)

¿Es malo tomar pastillas de emergencia con frecuencia?

El uso frecuente de la píldora anticonceptiva puede provocar periodos menstruales irregulares
Redacción | El Universal
30 Noviembre, 2018 | 12:00 hrs.

Tener relaciones sexuales sin protección, pese a la gran variedad de métodos anticonceptivos que actualmente hay en el mercado, pone en riesgo el estado de salud e incrementa las probabilidades de embarazos no deseados.

Si bien para evitar esta última situación existen anticonceptivos de emergencia, como la píldora de emergencia, también llamada píldora del día siguiente, su uso frecuente puede tener resultados inesperados.

Al respecto, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) señala que el uso frecuente de la píldora del día siguiente puede ocasionar que su efectividad de hasta el 90% se pierda y sus efectos secundarios aumenten. Estos incluyen náuseas, vómito, dolor de cabeza y en las mamas, fatiga y mareos.

Además de hacer que los periodos menstruales se vuelvan irregulares e impredecibles, agrega la organización Planned Parenthood. Por lo que, a diferencia de las pastillas anticonceptivas, su uso continuo no es recomendable.

La píldora del día siguiente debe emplearse dentro de las primeras 72 horas posteriores al contacto sexual sin protección. Sin embargo, su efectividad de hasta el 90% puede garantizarse si se ingiere antes de cumplirse las primeras 24 horas de efectuada la relación.

La efectividad disminuye al 75% luego de transcurrir más de 72 horas o tres días, debido a que los compuestos (levonorgestrel y etinil estradiol) no actúan después de realizarse la fertilización.

El IMSS detalla que si al tomarse la píldora se produce vómito excesivo, puede administrarse una segunda dosis por vía vaginal. Mientras que los efectos secundarios generalmente desaparecen en 24 horas.

Una vez ingerida, el tiempo de espera para que la menstruación aparezca será en la fecha prevista, o bien en los siguientes siete días a la fecha esperada. Durante ese tiempo es necesario recurrir a otro método de protección pues la píldora de emergencia no es un método anticonceptivo.

Si bien la píldora del día siguiente evita embarazos no deseados, siempre y cuando su consumo sea el adecuado, no protege contra enfermedades de transmisión sexual. Por lo que deberán realizarse pruebas que descarten un posible contagio.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS