El implante se aplica en la cara interna del brazo, después de suministrar una dosis de anestesia local. (Foto: Especial)

¿Es malo que dejes de menstruar por el implante subdérmico?

Éste es uno de los efectos secundarios de este método anticonceptivo
Redacción | El Universal
12 Septiembre, 2018 | 13:00 hrs.

El implante subdérmico es uno de los métodos anticonceptivos a largo plazo más seguros, saludables y eficaces que hasta ahora existen en el mercado mexicano. Sin embargo, su uso puede generar reacciones secundarias en algunas mujeres, como la falta del periodo menstrual.

El Centro de Salud para Mujeres Jóvenes, del Boston Children's Hospital, señala que después de aplicarse los implantes hormonales algunas mujeres presentan la pérdida de su ciclo menstrual, debido a que los ovarios “descansan” y dejan de liberar un óvulo cada mes.

Cuando los ovarios dejan de ovular, el endometrio que está dentro del útero no crece y, por tanto, cualquier indicio que haya de la menstruación desaparece. Este proceso no es peligroso mientras se tenga colocado el implante; una vez retirado, el proceso hormonal regresa a su ritmo habitual.

Pese a este efecto secundario, el implante subdérmico tiene una efectividad superior al 90%. Por su parte, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) destaca que otros de los efectos secundarios que pueden presentarse son dolor de cabeza y mamario, náuseas, mareo y sangrado intermenstrual.

Este método proporciona una serie de beneficios que incluyen: menor cantidad de sangrado durante el periodo, dolores menstruales menos fuertes y menor riesgo de anemia por baja cantidad de glóbulos rojos. Además, resulta ideal para aquellas mujeres con dificultades para tomar anticonceptivos orales.

En este sentido, el Centro de Salud para Mujeres Jóvenes aclara que las mujeres con sangrados vaginales no diagnosticados y antecedentes de cáncer de mama o enfermedades hepáticas graves, así como aquellas que estén embarazadas, deberán de optar por otra opción anticonceptiva.

El implante se aplica en la cara interna del brazo, después de suministrar una dosis de anestesia local. Su aplicación es rápida y sencilla, pues no requiere de hospitalización. Sin embargo, debe realizarse por un médico capacitado y en las inmediaciones de un consultorio.

El área donde se aplicó debe mantenerse seca por 24 horas. Además de aplicar un vendaje sin demasiada presión en la zona, conservándolo durante 24 horas.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS