Una de las cirugías consiste en hacer más estrecha la vagina. (Foto: Especial)

¿En qué consiste la cirugía plástica vaginal?

Muchas mujeres recurren a ella por inseguridad sobre cómo lucen sus genitales
Redacción | El Universal
02 Enero, 2018 | 13:00 hrs.

Son cada vez más las mujeres que se interesan en aquellos procedimientos que forman parte de lo que se conoce como cirugía plástica genital. Estas cirugías se enfocan en las partes genitales de la mujer y en su mayoría responden a motivos estéticos más que de salud.

La publicidad y las expectativas sobre cómo debe lucir una mujer afectan también a esta delicada zona pues muchas mujeres recurren a estas cirugías al no sentirse seguras al momento de tener relaciones sexuales debido a cómo lucen sus genitales, de acuerdo con el artículo Procedimientos cosméticos en ginecología”.

Algunas otras mujeres  también reportaron que el motivo para buscar estos procedimientos fue debido a molestias por usar ropa ajustada, para reducir resequedad vaginal, por pérdida de sensibilidad durante las relaciones sexuales y para tratar incontinencia o prolapso de vejiga.

Aunque existen muchos más, los dos procedimientos más comunes de la cirugía plástica genital son la vaginoplastia, que forma parte de otra serie de procedimientos conocidos como rejuvenecimiento vaginal, y la labioplastia.

La vaginoplastia consiste en la realización de una intervención en el fondo del saco vaginal con el objetivo de hacer la vagina más estrecha. Esto puede realizarse por medio de bisturí o láser.  

Por su parte, la labioplastia se enfoca en la vulva y labios. La cirugía consiste en remover el pedazo de labios menores que sobresalen en algunas mujeres y hacer más grandes los labios mayores para tener una mejor apariencia a la vista.

Estos procedimientos suelen ser muy solicitados por mujeres que han tenido varios partos debido a que la piel puede quedar flácida después de tener varios hijos.

Los riesgos de practicar este tipo de cirugía no son diferentes a los de otras intervenciones. En este sentido las complicaciones más frecuentes son sangrado excesivo, mala cicatrización e infección; estas pueden evitarse con los cuidados pertinentes.

Aunque muchas mujeres reportan sentirse más seguras después de la cirugía, también existe un porcentaje de ellas que quedan insatisfechas debido a que tienen muchas expectativas sobre los resultados.

En el artículo, los médicos señalaron que se trata de una decisión que debe tomarse con cuidado y no dejarse llevar por presiones externas.

 

QUÉ DICEN LOS USUARIOS