Algunos síntomas son hinchazón y dolor intenso en la pierna. (Foto: Especial)

Embarazo aumenta el riesgo de sufrir trombosis venosa

Al menos tres meses después del embarazo el riesgo de trombosis continua por lo que es importante estar alerta
Darinka Gómez | El Universal
08 Noviembre, 2019 | 10:00 hrs.

Aunque muchas mujeres lo desconocen, el embarazo es un factor de riesgo para desarrollar trombosis venosa profunda. Debido a este desconocimiento, las futuras mamás suelen no tomar las medidas de precaución necesarias para prevenir su aparición. 

Así lo explicó el médico internista Ángel Augusto Pérez Calatayud, especialista en Medicina crítica, quien también señala que la trombosis suele ser más común y mortal que la preeclampsia  pero de esta no hay tanta difusión. 

La trombosis venosa profunda aparece cuando un coágulo se forma en alguna de las extremidades inferiores y su gran problema es que éste coágulo puede desprenderse y viajar a los pulmones, lo que deriva en una embolia pulmonar, una complicación que pone en riesgo la vida de la paciente y de su bebé”, expresa.

Según explica el especialista, el simple hecho de estar embarazada incrementa el riesgo de trombosis debido a los cambios hormonales y al aumento en la presión de las piernas de la mujer por el peso pero, además, el riesgo incrementa si la mujer padece obesidad o si su parto fue por cesárea. 

Por esta razón, el médico exhorta tanto a futuras madres como a los médicos a aplicar medidas preventivas como el uso de medias de compresión o, si el paciente lo amerita, indicar el uso de anticoagulantes de manera preventiva. 

También recomendó estar atento a la aparición de cualquier síntoma como hinchazón en la pierna, dolor intenso, sensación de calor intenso, aparición de una zona muy roja en la pierna (zona donde se forma el coágulo). 

“Ante la aparición de cualquier de ellos se requiere llevar de manera urgente a la mujer al hospital pues la trombosis es causa de muerte en la mayoría de los casos que no reciben atención oportuna”, expresa. 

Por último, reveló que al menos tres meses después del embarazo el riesgo de trombosis continua por lo que es importante estar alertas. 

 

 

 

 

QUÉ DICEN LOS USUARIOS