Los médicos podrán distinguir entre un cáncer de un tumor benigno. (Foto: Especial)

Crean píldora que revela cáncer de mama

El equipo de la Universidad de Michigan probó el medicamento en ratones con cáncer de mama
Redacción | El Universal
31 Mayo, 2018 | 12:00 hrs.

Una nueva píldora, desarrollada por científicos de la Universidad de Michigan, hará que los tumores de mama se iluminen cuando estén expuestos a luz infrarroja, lo que permitirá distinguir entre tumores benignos y malignos y evitará que las mujeres se sometan a procedimientos innecesarios.

“Gastamos 4 mil millones de más al año en el diagnóstico y tratamiento de cánceres de los cuales las mujeres nunca morirán”, dijo Greg Thurber, profesor asistente de ingeniería química y biomédica de la universidad. “Si nos cambiamos a una imagen molecular, podemos ver qué tumores deben ser tratado”.

La píldora utiliza un colorante que responde a la luz infrarroja para marcar una molécula que comúnmente se encuentra en células tumorales, en los vasos sanguíneos que alimentan los tumores y en el tejido inflamado. Con esto, los médicos podrán distinguir entre un cáncer de un tumor benigno.

La molécula pasa intacta por el estómago, por lo que puede viajar a través del torrente sanguíneo. El equipo, que probó el medicamento en ratones con cáncer de mama, unió una molécula a la píldora que emite fluorescencia cuando es golpeada con luz infrarroja.

Posteriormente, a los ratones con cáncer de mama se les administró una píldora con lo que comprobaron que los tumores se iluminaban.

“Para que una molécula sea absorbida en el torrente sanguíneo, debe ser pequeña y grasienta. Pero un agente de imagen tiene que ser grande y soluble en agua. Así que necesitas propiedades exactamente contrarias”, señaló Thurber.

El colorante tomado oralmente, dijeron los investigadores en un comunicado, también mejora la seguridad, ya que algunos pacientes pueden tener reacciones severas a colorantes intravenosos. Además, el riesgo de que los rayos X alteren el ADN y siembren un nuevo tumor quedaría descartada.

La técnica empleada por los científicos utilizó un ensayo previo de la compañía farmacéutica de origen alemán Merck.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS