La placenta es absolutamente fundamental para contener al bebé mientras crece en el útero materno. (Foto: Especial)

Crean “mini placenta” para saber cómo tener un embarazo saludable

La placenta humana provee el oxígeno y todos los nutrientes esenciales para el crecimiento del feto
Redacción | Reuters
18 Diciembre, 2018 | 12:24 hrs.

Un grupo de científicos británicos lograron crear mini organoides de placenta humana que transformarán la comprensión de trastornos reproductivos como la preeclampsia y los abortos espontáneos.

Los organoides que son modelos celulares funcionales en miniatura de las etapas iniciales de la placenta humana— también permitirán a los investigadores explorar qué es lo que hace a un embarazo saludable y cómo determinadas enfermedades pueden pasar de la madre al bebé en desarrollo.

La placenta humana provee el oxígeno y todos los nutrientes esenciales para el crecimiento del feto. Si no logra desarrollarse adecuadamente, el embarazo puede fracasar y terminar en la muerte fetal o en un aborto espontáneo.

Ashley Moffett, profesora del departamento de patología, fisiología, desarrollo y neurociencia de la Universidad de Cambridge, quien codirigió el estudio, explica que si bien la placenta es absolutamente fundamental para contener al bebé mientras crece en el útero materno, los expertos saben bastante poco sobre ella por falta de buenos modelos experimentales.

"Es el primer órgano que se desarrolla, aunque también es el menos comprendido", dijo a periodistas en una conferencia.

El campo de la ciencia de los organoides ha florecido en los últimos años, con equipos de investigación que han desarrollado todo, desde mini cerebros a mini hígados hasta mini pulmones, usados para lograr una mejor comprensión de la biología y las enfermedades humanas.

El equipo de Cambridge, cuyo trabajo fue publicado en la revista Nature, comenzó sus esfuerzos para desarrollar células placentarias humanas hace más de 30 años, cuando Moffett y colegas estudiaban eventos celulares en las primeras semanas del embarazo.

Los investigadores gradualmente crearon formas de aislar y clasificar las células placentarias, y finalmente hallaron la combinación correcta para cultivar células y un sistema organoide capaz de generar modelos de mini placentas. "Hemos estado tratando de hacer esto por años", dijo Moffett.

Graham Burton, quien también participó de la investigación, dijo que las mini placentas también podrían arrojar luz sobre otros aspectos poco comprendidos de las relaciones entre la placenta, el útero y el feto.

Por ejemplo, permitiría saber cómo la placenta evita que algunas infecciones en la sangre materna pasen al bebé, pero habilita el paso a otras, como el virus del Zika.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS