Especial

Crean cápsula contra VIH que se toma una vez a la semana

La nueva cápsula está diseñada para que se tome sólo una vez a la semana, y la droga sea liberada gradualmente
Redacción | El Universal
16 Febrero, 2018 | 08:00 hrs.

Científicos estadounidenses han desarrollado una cápsula que puede administrar a pacientes con VIH una semana de tratamiento en una sola dosis. Este avance, aseguran los investigadores, podría mejorar la adherencia al programa de dosificación de fármacos utilizado para combatir el virus.

La nueva cápsula está diseñada para que se tome sólo una vez a la semana, y la droga sea liberada gradualmente a lo largo de ese periodo.

Ésta consiste en una estructura en forma de estrella con seis brazos, los cuales están doblados hacia adentro y envueltos en una capa lisa. Para que después de que la cápsula sea tragada, los razos se desplieguen y liberen su “carga”.

En un estudio previo, los investigadores encontraron que estas cápsulas podrían permanecer en el estómago hasta por dos semanas, liberando gradualmente el medicamento para la malaria ivermectina. Por lo que luego se propusieron adaptarla para administrar medicamentos contra el VIH.

"En cierto modo, es como poner un pastillero en una cápsula. Ahora tiene cámaras para todos los días de la semana en una sola cápsula", dice Giovanni Traverso, investigador afiliado al Instituto Koch para la Investigación Integral del Cáncer del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT).

Las cápsulas están diseñadas para que una vez que se libere todo el medicamento, se desintegren en componentes más pequeños para que puedan pasar a través del tracto digestivo.

Este tipo de sistema de administración podría mejorar la adherencia de los pacientes a su programa de tratamiento, pero también podría ayudar a personas en riesgo de exposición al virus.

Estas cápsulas fueron probadas en cerdos, por lo que se pudo comprobar que las cápsulas pudieron alojarse con éxito en el estómago y liberar tres medicamentos diferentes contra el VIH durante una semana.

El equipo de MIT y Brigham and Women's Hospital están trabajando para adaptar esta tecnología a otras enfermedades que podrían beneficiarse con la dosificación semanal de medicamentos. Esto debido a la forma en que están diseñados los brazos de la cápsula, pues es bastante fácil intercambiar diferentes fármacos dentro y fuera.

"Es un enfoque muy interesante y ciertamente algo que vale la pena desarrollar más, y pruebas potencialmente en humanos para ver qué tan viable es esto", señaló Daniel Kuritzkes, profesor de medicina en la Facultad de Medicina de Harvard, quien no participó en la investigación.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS