Diversos factores en el embarazo pueden dañar la vida sexual de la pareja. (Foto: Especial)

¿Cómo se vive el sexo en cada etapa del embarazo?

El sexo durante el embarazo es importante para fortalecer la relación de pareja.
Abigail Gómez |El Universal
16 Abril, 2018 | 10:00 hrs.

La llegada de un nuevo bebé es motivo de alegría para quienes los esperan con amor; sin embargo, durante esta etapa existe un tema que muchas veces se ha convertido en tabú y que afecta a las parejas: el sexo durante el embarazo.

De acuerdo con el estudio “La sexualidad durante el embarazo y puerperio”, de la Asociación Española para el Estudio de la Menopausia, en esta etapa se producen múltiples cambios que pueden afectar esta área de la pareja.

Las complicaciones pueden surgir debido a la inseguridad que genera en la futura mamá el no sentirse atractiva o sensual, el miedo a dañar al bebé y los malestares que experimenta la mujer durante esta etapa.

De acuerdo con el trimestre del embarazo en que se encuentre la embarazada, los cambios y complicaciones pueden ser los siguientes:

Primer trimestre

Es la etapa de adaptación a los cambios, el sexo se ve afectado debido a malestares como náuseas, vómitos, cansancio, dolor en las mamas y otras molestias. También se puede presentar una disminución del deseo sexual por parte de la gestante. “Con respecto al orgasmo, en la mayoría de las mujeres la frecuencia y la intensidad se mantienen sin grandes cambios”, señala el artículo.

Segundo trimestre

Se mantienen algunos de los cambios observados en el trimestre anterior pero muchas mujeres aseguran que el deseo sexual vuelve a aumentar durante este periodo. La mujeres se encuentran con más disposición debido a que las molestias físicas desaparecen. Es el mejor momento para la práctica sexual que en embarazos normales no representa ningún riesgo para el bebé.

Tercer trimestre

Durante esta etapa, la mayoría de las mujeres experimenta una disminución o ausencia del deseo sexual, sumado a que no desean practicarlo por miedo a adelantar el parto. La frecuencia y la intensidad del orgasmo también  disminuyen a medida que transcurre el embarazo.

Sexualidad posparto

“Durante el puerperio (etapa después del embarazo) se presenta una disminución de las hormonas sexuales y liberación de prolactina (causante de la producción de leche materna). Este estado hormonal influye de manera negativa en el deseo sexual y en el estado emocional de la mujer (la depresión postparto)”, explica el estudio.

Sin embargo, en situaciones normales, la respuesta sexual se recupera poco a poco y debe ser normal a los tres meses del parto. El aumento de la libido puede verse afectado en mujeres lactante y en aquellas que tuvieron una cesárea. El miedo a un nuevo embarazo también puede afectar la sexualidad tras parto.

Existe poca información sobre cómo afecta a la sexualidad del varón el embarazo aunque se sabe también puede presentar deseo sexual inhibido, dificultad de la erección o eyaculación precoz.

Algunas recomendaciones son conservar la capacidad erótica, entender que el sexo no es solo el coito, explorar otras posibilidades como caricias y juegos, crear fantasías sexuales, aumentar la atención y mimos hacia la mujer, así como mantenerse informados  para no dejarse llevar por mitos.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS