Especial

Cómo se vive el erotismo en la tercera edad

En ocasiones la actitud de las personas contribuye a una posición ante este elemento de la sexualidad
Rocío Mundo | El Universal
29 Noviembre, 2017 | 14:00 hrs.

Miedo y prejuicios son sólo algunos de los factores que llegan a limitar la vida sexual de una pareja durante la vejez. Además de los problemas psicológicos a los que se enfrentan durante este periodo, los cambios físicos en hombres como mujeres intervienen para alcanzar el desarrollo pleno de su sexualidad.

De acuerdo con el sexólogo clínico, Gustavo García Madrigal, los cambios físicos y psicológicos producidos con la llegada de la senectud pueden ser un factor de riesgo para limitar o prohibir esta práctica.

Señala que la sexualidad en esta etapa de la vida llega a ser considerado un tabú dentro de la sociedad, debido a que frecuentemente se considera que una vez alcanzada la tercera edad el contacto íntimo queda restringido.

En este sentido, la Asociación Mexicana para la Salud Sexual A.C (Amssac)  señala que el erotismo durante esta etapa continúa desempeñando un papel importante, aunque en ocasiones la actitud de las personas contribuye a una posición ante este elemento de la sexualidad.

“Si bien es claro que mientras más avance en edad la persona anciana, no hay razón para eliminar por completo la vida erótica como una dimensión deseable y asequible”, refiere la asociación.

García Madrigal explica que dentro de los cambios experimentados por estas personas y que juegan un papel importante en esta decisión son la baja producción de hormonas sexuales, principalmente, en la mujer, falta de lubricación, resequedad vaginal y una disminución del deseo sexual.

Mientras que a nivel psicológico se encuentran las atribuciones socioculturales que se han hecho en torno a la sexualidad y la vejez. Además, señala, que en el sexo femenino, a partir de que contraen matrimonio y comienzan a criar a sus hijos, sus fuentes de satisfacción se reducen al cuidado y protección de éstos.

Recomienda que los aprendizajes que han adquirido durante toda su vida en relación a este tema comiencen a cuestionarlos.

Asimismo, señala que la sexualidad “es una manera de estimular actividades de placer y plenitud básicas tanto para la salud física como la mental. Por lo usual una persona con vida sexual activa tiende a presentar menos enfermedades y a estar vigorosamente más activa”, añade.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS