Los espermicidas entran dentro de la clasificación de métodos de barrera. (Foto: Especial)

¿Cómo se usan los espermicidas?

Este método tiene como principal función matar o inmovilizar rápidamente los espermatozoides
Redacción | El Universal
26 Septiembre, 2018 | 13:00 hrs.

Aunque los espermicidas no son el método anticonceptivo más popular o conocido, vale la pena conocerlo y saber qué puede ofrecerte. Quizá pueda parecerte una opción interesante.

En primer lugar cabe mencionar que los espermicidas entran dentro de la clasificación de métodos de barrera, es decir, aquellos que impiden el paso de los espermas al útero al poner de por medio un bloqueo.

En el caso de los espermicidas se trata de una barrera química que tiene como principal función matar o inmovilizar rápidamente los espermatozoides al contacto y hacerlos incapaces de fecundar el óvulo.  

Los productos espermicidas tienen diferentes presentaciones tales como espumas, geles, cremas, películas, esponjas y supositorios y su efectividad depende en gran medida de que se utilice de manera correcta, de acuerdo con información de un estudio publicado en la revista Scielo.

La forma correcta de aplicarlo, de acuerdo con la organización Reproductive Health Access Project, es la siguiente:

  • Antes de su relación sexual acuéstese o acuclíllese y suavemente introduzca el espermicida profundamente en su vagina con sus dedos o con un aplicador.

  • Después de introducir el espermicida, usted debe esperar 10 minutos antes de la relación sexual, aunque su efecto mejora si lo aplica 30 minutos antes.

  • El espermicida debe reaplicarse cada hora si se desea continuar con el coito.

  • El método y los tiempos pueden variar dependiendo el espermicida, por lo que es importante leer la instrucciones de uso.

Como método no presentan el mejor porcentaje de inhibición de embarazos y no brinda protección contra infecciones de transmisión sexual, por lo que se recomienda su uso  junto con otros métodos de barrera como el condón

“Los agentes químicos de los cuales están constituidos los espermicidas usualmente son surfactantes entre los que se encuentran el octoxinol, el menfegol, el cloruro de benzalconio, y más comúnmente el Nonoxinol-9. Estos agentes actúan disolviendo los componentes lipídicos de la membrana de los espermatozoides causando su muerte o inmovilización”, explica la investigación.  

Si bien la teoría afirma que este método no debería causar irritación o malestar ni en la vagina ni en el pene, lo cierto es que se llegan a reportar casos de irritación y lesiones en el tejido vaginal.

A pesar de que es 100% efectivo, es una buena opción para la mujer ya que su uso depende enteramente de ella y no de que el varón desee o no usar protección. El estudio afirma que usado en forma esporádicadisminuye el riesgo de lesión.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS