Las lesiones por VPH pueden producir cáncer, sobre todo en las mujeres. (Foto: Especial)

¿Cómo saber si tienes VPH?

La mayoría de las veces el virus es eliminado y las personas no se enteran de que lo padecen
Darinka Gómez | El Universal
30 Abril, 2019 | 09:00 hrs.

Al Virus del Papiloma Humano (VPH) es una infección de trasmisión sexual que, la mayoría de las veces produce ningún síntoma en quien lo padece, por lo que no es fácil saber cuando alguien lo tienen.  

La mayoría de las veces el virus es eliminado de manera natural y las personas no llegan a enterarse de que lo padecieron; sin embargo, en algunas ocasiones, éste puede generar lesiones que con el tiempo pueden volverse cancerígenas, sobre todo para las mujeres.

Así lo explica el ginecólogo endocrino Claudio Góngora, quien añade que las únicas manifestaciones de la enfermedad son la aparición de lesiones en la zona genital que son conocidas como condilomas, los cuales pueden ser acuminados o planos.

“Los condilomas acuminados son conocidos como verrugas por papiloma humano aunque en realidad los condilomas y la verrugas son cosas diferentes; la gente suele llamarlos verrugas por su parecido con estas”, explica el médico.

En este sentido, los condilomas acuminados son lesiones a las que les sale un tallo y son similares a un arbusto pero del color de la piel.

Estas lesiones pueden comportarse de diferentes maneras, pueden crecer rápidamente y extenderse por diferentes zonas de la piel o ser muy pequeñas y no dar ningún tipo de molestia a la persona.

“En cualquier caso, a pesar de que sean pequeñas y el tamaño se mantenga estable, ante su aparición es necesaria una revisión inmediata ya que muchas veces estas verrugas están acompañadas de otro tipo de lesiones invisibles a simple vista, los condilomas planos”, añade el especialista.

A diferencia de los condilomas acuminados, los planos se extienden por la superficie de la piel hasta cuatro o cinco centímetros pero no son perceptibles por el ojo humano.

Para saber si las personas lo tienen se debe realizar una prueba con ácido acético, cuando este se coloca y existe una lesión esta se vuelve blanca; de esta forma de detectar su presencia y tamaño.

Dicha prueba forma parte del papanicolaou, estudio especializado en buscar lesiones por papiloma humano y lesiones cancerígenas.

Estas lesiones pueden no evolucionar o volverse cancerígenas por lo que no de debe correr el riesgo. Para prevenir su evolución en cáncer se debe ir a revisión ante la aparición de un condiloma acumiado y realizar el papanicolaou de manera regular, para detectar lesiones no visibles.

Cuando las lesiones por VPH se detectan estas reciben tratamiento y son eliminadas. “Una vez eliminadas, y si no vuelven se dice que la persona está libre la infección y curada”, concluye.

 

QUÉ DICEN LOS USUARIOS