Algunos factores que se han asociado a la mala calidad de los óvulos son la contaminación y el sobrepeso. (Foto: Especial)

¿Cómo saber si padeces infertilidad?

Algunos factores que se han asociado a la mala calidad de los óvulos son la contaminación y el sobrepeso. (Foto: Especial)
Rocío Mundo | El Universal
05 Octubre, 2018 | 12:00 hrs.

La infertilidad, definida como la incapacidad de tener un embarazo, es un problema que impacta física y psicológicamente a hombres como a mujeres. Sus causas son diversas; sin embargo, están asociadas a factores hormonales y a aspectos ambientales, como la contaminación.

Édgar Cruz, ginecólogo especializado en esterilidad y reproducción asistida en el Hospital Sedna, explica que la infertilidad puede determinarse a partir de la búsqueda intencionada, por más de 12 meses, de un embarazo en mujeres menores de 35 años. El tiempo se acorta a seis meses cuando se es mayor a esa edad.

El también especialista en biología de la reproducción humana, destaca que la principal causa de infertilidad en la mujer es el factor endocrino ovárico. En el otro 40% de los casos, este padecimiento está relacionado a problemas de infertilidad masculinos y sólo en un 20% a orígenes desconocidos.

Otros de los factores que se han asociado con la mala calidad de los óvulos y del semen son la contaminación; la exposición a altas temperaturas durante largo tiempo, como los trabajos en calderas; y la obesidad y el sobrepeso. En menor medida, los cambios fisiológicos en mujeres en función de la altura en que se vive.

Por su parte, el ginecólogo obstetra Leopoldo Vázquez Estrada señala que el retraso de la maternidad se ha convertido en una de las causas de mayor frecuencia. Al respecto, explica que la capacidad reproductiva de una mujer se encuentra al 100% entre los 20 y 30 años; pero disminuye después de los 30 años debido a que la cantidad de óvulos se reduce.

El especialista en reproducción asistida destaca que actualmente los tratamientos dependen de la gravedad del problema. Sin embargo, una vez que se ha hecho el diagnóstico de infertilidad y se pudo definir la razón de su origen, es posible empezar por técnicas como la inducción de la ovulación y coito programado.

Si la complejidad del padecimiento es mayor puede recurrirse a inseminación artificial y fecundación in vitro. Sin embargo, el personal médico capacitado es el adecuado para determinar el tratamiento más adecuado.

“No se debe dejar pasar tanto tiempo para este tipo de problema. El tiempo apremia y es el factor primordial para el pronóstico de la pareja”, finaliza Édgar Cruz.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS