Después de la primera inyección el primer sangrado menstrual puede adelantarse una o dos semanas. (Foto: Especial)

¿Cómo funciona la inyección anticonceptiva?

La inyección anticonceptiva contiene hormonas similares a las producidas por la mujer
Redacción | El Universal
23 Agosto, 2018 | 12:00 hrs.

Con la finalidad de satisfacer las necesidades de cada persona y evitar un aumento en el número de embarazos no deseados, los métodos anticonceptivos se han diversificado a lo largo del tiempo. Ahora las opciones van más allá del preservativo y las famosas pastillas; también están los métodos inyectables.

Este es el caso de la anticoncepción hormonal inyectable, un método cuyo efectividad alcanza hasta el 99% debido a que impide el paso de la ovulación, al hacer espeso el moco del cuello de la matriz. Esta opción anticonceptiva contiene hormonas similares a las producidas por la mujer, aunque con una pequeña variante.

De acuerdo con el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), las inyecciones anticonceptivas de aplicación mensual contienen hormonales combinados, es decir, estrógeno y progesterona, lo que las hace aptas para toda mujer que desea evitar embarazos. Mientras que las de aplicación trimestral sólo tienen progestina.

En ambos casos, las inyecciones se aplican vía intramuscular en el glúteo. Sin embargo, el anticonceptivo mensual se suministra entre el primer y quinto día de la menstruación, y las siguientes inyecciones se aplican cada 30 días, sin dejar de pasar más de 72 horas para asegurar su eficacia.

Por su parte, la anticoncepción trimestral se administra entre el primer y séptimo día de la menstruación. Las siguientes inyecciones se aplican cada 90 días, sin dejar transcurrir más de tres días pues su eficacia puede estar en riesgo. Este método sólo es recomendable para mujeres mayores de 18 años.

El IMSS señala que después de la primera inyección, el primer sangrado menstrual puede adelantarse una o dos semanas, incluso en algunas mujeres llega a desaparecer debido a que es un efecto de la hormona que contienen.

A esto se suman otras reacciones secundarias, como dolor de cabeza, náuseas o mareos y manchas en la piel, que suelen desaparecer con el tiempo. Aclara, sin embargo, que este método anticonceptivo no causa cáncer, anemia y cambios en el carácter.

Por el contrario, disminuye la cantidad y días del sangrado menstrual, desaparece el acné, reduce el riesgo de cáncer de ovario y cáncer de matriz, así como la probabilidad de infecciones de la matriz, trompas y ovarios.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS