Esta alergia también puede provocar anafilaxia. (Foto: Especial)

¿Cómo es la alergia al semen?

Se trata de una alergia derivada de un desorden inmunológico y es más frecuente entre los 23 y los 35 años de edad
Abigail Gómez |El Universal
18 Julio, 2018 | 13:00 hrs.

Hay muchos tipos de alergias: a la comida, al polvo, a los gatos, o a algunos medicamentos. Pero hay una alergia que ninguna mujer que pretenda tener hijos quisiera tener: al semen. Aunque se le considera una alergia muy rara, existe y hay mujeres que la padecen.

De acuerdo con un estudio de la Revista Chilena de Obstetricia y Ginecologíaa esta alergia se le conoce como hipersensibilidad al plasma seminal humano y puede generar desde irritación, comezón y reacciones dérmicas en la zona hasta anafilaxia, la cual pone en riesgo la vida de la persona.

Se trata de una alergia derivada de un desorden inmunológico y es más frecuente entre los 23 y los 35 años de edad, y en la mayoría de los casos, los síntomas se inician dentro de la primera hora después de culminada la relación sexual o inmediatamente después de tener contacto con el semen.

El método de prevención más eficaz es el condón, aunque no es una opción adecuada para las parejas que desean concebir. Se requiere estudiar y caracterizar mejor este fenómeno para mejorar tanto su diagnóstico como su tratamiento.

A pesar de ser considerada una condición rara, los especialistas estiman que su prevalencia podría ser mayor a la reportada en la literatura científica debido que existen fallas en el diagnóstico puede ser fácilmente confundida con infecciones genitales, como la vaginitis crónica, debido a que los síntomas son similares.

En su mayoría puede ser fácilmente controlada con el uso de condón, sin embargo, sí representa una complicación al momento de buscar un embarazo por lo que este soólo es posible mediante técnicas como la fecundación in vitro y tratamientos de desensibilización al plasma seminal.

Algunos de los síntomas pueden ser quemazón, dolor e hinchazón vaginal, urticaria, comezón, ruidos sibilantes, obstrucción nasal, rinitis, ataques de asma, conjuntivitis, vómito, diarrea, debilidad alta de aire, sensación de ardor en distintas partes del cuerpo, dolor en la pelvis con contracciones del útero y malestar general que culmina en algunos casos con pérdida de la conciencia.

Ante la reacción alérgica, algunas veces los síntomas desaparecen sin necesidad de tratamiento o con el uso de algún antihistamínico de venta libre, sin embargo, en casos graves en los cuales se compromete la vida de la paciente, el tratamiento se realiza en centros de salud con administración de corticoides, epinefrina y antihistamínicos.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS