Especial

¿Cómo es la adicción al sexo de Weinstein?

El tratamiento es a base de fármacos y terapia, y puede realizarse en cualquier lugar
Alejandra Rodríguez |El Universal
12 Octubre, 2017 | 15:11 hrs.

Recientemente se dio a conocer el historial de acoso sexual que tiene el productor de Hollywood Harvey Weinstein, así como de tres supuestas violaciones. El diario New York Times destapó en un reportaje el comportamiento del empresario.

Mediante un comunicado, Weinstein ofreció un disculpa por su comportamiento y señaló “quiero una segunda oportunidad en la comunidad pero sé que tengo que trabajar para ganarmela”.

El portal TMZ  señala que el productor habría dejado Estados Unidos para entrar a rehabilitación. Fuentes cercanas al empresario aseguraron que emprendió un viaje a Europa para tratar su adicción al sexo..

Eusebio Rubio Aurioles, especialista en sexualidad humana y presidente de la Asociación Mexicana para la Salud Sexual A. C. (AMSSAC), señala que cuando existe una disfunción sexual se impide el desarrollo de una vida erótica plena.

Las personas que pierden el control de su conducta sexual tienen una compulsividad sexual o deseo sexual hiperactivo. Este trastorno es una disfunción sexual que tiene la característica de no poder controlar los impulsos sexuales, lo que comúnmente se denomina adicción al sexo.

Rubio sugiere tener mucho cuidado con el término debido a que en el caso de las drogas, al restringir el consumo de la sustancia se corrige la adicción, sin embargo, el ejercer la sexualidad es una conducta humana que no se puede quitar, pero sí controlar.

Para que una persona sea diagnosticada con deseo sexual hiperactivo es necesario que sea valorado por un terapeuta sexual, que tenga una especialidad en trastornos mentales y uso de fármacos psiquiátricos.

El tratamiento a seguir en este padecimiento es la prescripción de medicamentos antidepresivos, con dosis fuertes, que deben ser controladas por un especialista, así como terapia psicológica. La función del tratamiento con fármacos es contrarrestar la acción de la testosterona en el caso de los hombres.

El doctor Eusebio, señala que en casos como el del productor Harvey Weinstein, “hay que determinar si realmente tiene el trastorno del deseo sexual hiperactivo. Existe una validación cultural de que el hombre puede buscar sexo donde sea, pero la conducta sexual que lastima nunca está bien, se tiene que eliminar y castigar si se comprueba un abuso sexual”.

“Una vez que se ha determinado el diagnóstico de la adicción al sexo, no es necesario ser ingresado a una clínica rehabilitación, el tratamiento se puede administrar desde cualquier lugar”, afirma Rubio.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS