Existen alrededor de 200 tipos de VPH, dos de ellos causantes del 70% de cáncer cervicouterino. (Foto: Especial)

¿Cómo afecta tener VPH durante el embarazo?

La infección por virus de papiloma humano representa un riesgo mínimo para el bebé a la hora de nacer
Rocío Mundo | El Universal
23 Noviembre, 2018 | 14:00 hrs.

El virus de papiloma humano (VPH) en el embarazo puede ser motivo de preocupación para muchas mujeres; la razón: el miedo de transmitir la enfermedad a sus hijos. Sin embargo, las posibilidades de que esto ocurra son mínimas.

Arturo Bobadilla, ginecólogo obstetra especialista en VPH, asegura que el virus del papiloma humano no afecta el desarrollo del embarazo. Esto debido a que el VPH “es una enfermedad tópica que sólo afecta el sitio donde éste se inocula”.

Es decir, su transmisión sólo es posible por el contacto directo en piel o mucosas, pero no a través de líquidos como sangre, orina, saliva o líquido amniótico.

Aclara, sin embargo, que en el momento del parto el bebé corre un riesgo mínimo de infectarse, especialmente si la mujer tiene verrugas genitales o lesiones en la entrada del útero.

Cuando esto ocurre puede presentarse, en únicamente dos de cada mil bebés nacidos de madres infectadas, una enfermedad conocida como papilomatosis laríngea recurrente caracterizada por tos, ronquera y comezón en la garganta.

El también presidente de la Asociación Mexicana de Salud Escolar señala que ante esta situación y pese a que el riesgo de contagio es mínimo, es recomendable optar por un parto por cesárea, sobre todo si la mujer tiene más de una verruga genital.

El VPH, del cual existen alrededor de 200 tipos de virus, dos de ellos causantes del 70% de cáncer cervicouterino, puede permanecer inactivo por años e incluso es posible que el cuerpo lo elimine con el tiempo. Para su activación, explica, debe producirse una falla en el sistema de defensa.

Las infección es tratable; no obstante, en el caso de las mujeres embarazadas lo ideal es no someterse a ningún tratamiento durante las primeras 14 semanas de la gestación, puesto que pueden afectar al embrión.

Posteriormente a estas semanas, será el criterio del médico tratante quien decida si la mujer se somete a curación durante el embarazo o se espera a que éste llegue a su fin. No obstante, el ginecólogo exhorta a no adelantar el parto y permitir que concluya dentro de los límites establecidos.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS