En mujeres con riesgo de hipotiroidismo se debe revisar de manera periódica la función tiroidea. (Foto: Especial)

¿Cómo afecta el hipotiroidismo al embarazo?

En los bebés el tratamiento antes del primer mes de vida le permite llevar una vida totalmente normal
Rocío Mundo | El Universal
24 Mayo, 2019 | 17:18 hrs.

Un mayor riesgo de aborto, nacimientos pretérmino y alteraciones neurocognitivas en el bebé son algunos de los problemas que puede ocasionar el hipotiroidismo durante el embarazo.

Así lo aseguró la endocrinóloga especialista en reproducción y embarazo, Nayeli Martínez Cruz, quien también señaló que estos riesgos se presentan en mujeres sin tratamiento o mal diagnosticadas.

Durante el 4° Foro Internacional de Expertos en Tiroides, realizado en Mérida, Yucatán, resaltó que los bebés de madres con hipotiroidismo mal tratado presentan bajo peso, alteraciones neurocognitivas y síndrome de distrés respiratorio.

Explicó que el feto es incapaz de producir hormonas tiroideas las primeras 20 semanas de gestación, por lo que la mujer se convierte en una fuente proveedora de éstas para el sano desarrollo del menor.

“De ahí la importancia de que mamá sea una fuente proveedora de hormonas tiroideas suficiente para que ese feto pueda tener un crecimiento y desarrollo normal”.

Desmitificó que la enfermedad sea heredada de la madre al hijo, aunque sin el tratamiento adecuado sí hay un impacto en la sustitución de hormonas tiroideas.

La especialista adscrita al área de endocrinología del Instituto Nacional de Perinatología destacó que la población en riesgo de hipotiroidismo son mujeres que han sufrido abortos recurrentes y tienen problemas de infertilidad.

De igual manera, aquellas con historia familiar de enfermedad tiroidea o que han sido sometidas a radiación, tienen alguna enfermedad autoinmune y que han sido diagnosticadas con hiperlipidemia o hiperprolactinemia.

En ellas debe revisarse de manera periódica la función tiroidea.

Dijo que en los bebés el tratamiento antes del primer mes de vida le permite llevar una vida totalmente normal. Sin embargo, después de los tres meses pueden comenzar a formarse daños, especialmente neurocognitivos.

Finalmente, mencionó que el tratamiento estándar consiste en la sustitución de hormonas tiroideas de por vida, la cual amerita una vigilancia médica a largo plazo y lleva a una normalización lenta.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS