En el futuro, los investigadores planean investigar más a fondo los mecanismos de los defectos de nacimiento fetales inducidos por la nicotina. (Foto: Especial)

¿Cómo afecta el consumo de nicotina durante el embarazo?

La nicotina interrumpe la comunicación entre las células embrionarias
Redacción | El Universal
01 Marzo, 2019 | 12:38 hrs.

El consumo de nicotina durante el embarazo puede producir efectos adversos en diferentes órganos de un embrión en desarrollo, según un estudio publicado en la revista Stem Cell Reports.

El estudio encontró que a las tres semanas de exposición, la nicotina interrumpe la comunicación entre las células embrionarias, disminuye la supervivencia celular y altera la expresión de genes que regulan las funciones del corazón.

“Se ha demostrado que la nicotina aumenta el riesgo patológico en sistemas endocrinos, reproductivos, respiratorios, cardiovasculares y neurológicos que dependen de interacciones intrincadas”, dijo el autor principal, Joseph C. Wu.

Los investigadores de la Universidad de Stanford analizaron 12 mil 500 células embrionarias derivadas (hESC), las cuales dan origen al cerebro, corazón, hígado, vasos sanguíneos, músculos y otros órganos, expuestas a 21 días de nicotina.

Wu y sus colaboradores encontraron que la supervivencia celular disminuyó, lo que sugiere que la nicotina puede afectar el desarrollo del embrión tan pronto como en la etapa de preimplantación.

La exposición a la nicotina también disminuyó el tamaño del cuerpo del embrión, aumentó el nivel de moléculas dañinas llamadas especies reactivas de oxígeno y ocasionó deformaciones en los embriones.

Además, alteró el ciclo celular en una amplia gama de células progenitoras diferenciadas de las hESC e interrumpió la comunicación de las células embrionarias.

Los investigadores también encontraron que la exposición a la nicotina conduce a la expresión alterada de los genes implicados en la toxicidad por metales y la función mitocondrial, las malformaciones cerebrales y la discapacidad intelectual.

“Una limitación importante es que no podemos recapitular la fisiología de todo el cuerpo de una mujer embarazada que usa la diferenciación de hESCs en cuerpos embrionarios. Por ejemplo, la influencia del ejercicio, el estrés, los alimentos o los cambios hormonales no se reflejan en este modelo”, agregó Wu en un comunicado.

En el futuro, los investigadores planean investigar más a fondo los mecanismos de los defectos de nacimiento fetales inducidos por la nicotina.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS