El estudio fue un ensayo clínico aleatorizado, el cual estuvo conformado por 119 hombres sanos de entre 18 y 35 años. (Foto: Especial)

Comer frutos secos puede mejorar tu fertilidad

Los hombres que habían consumido nueces tuvieron mejoras en el conteo de espermatozoides
Redacción | El Universal
27 Julio, 2018 | 12:00 hrs.

Si bien los frutos secos han sido reconocidos por sus grandes propiedades nutritivas y sus múltiples beneficios para la salud; un nuevo estudio encontró que la inclusión estos alimentos en una dieta regular mejoran la calidad y función de los espermas.

El estudio, financiado por la International Nut and Dried Food Council, fue un ensayo clínico aleatorizado que midió los parámetros del semen convencional y los cambios moleculares de 119 hombres sanos de entre 18 y 35 años, durante 14 semanas.

Algunos de los participantes continuaron con su dieta habitual más 60 gramos por día de almendras, avellanas y nueces mixtas. Mientras que otros no incorporaron frutos secos a su alimentación diaria.

Los investigadores, además, no sólo registraron los parámetros de esperma, sino también cambios en varios factores moleculares, al inicio y después de las 14 semanas de intervención.

Los hallazgos revelaron que los hombres que habían consumido nueces tuvieron mejoras en el conteo de espermatozoides. Así como en la vitalidad, motilidad y forma de estos, los cuales están asociados a la fertilidad masculina, según los investigadores.

Los sujetos también mostraron una reducción significativa en los niveles de fragmentación de ADN espermático, un parámetro estrechamente relacionado con la infertilidad en el varón.

Los resultados fueron consistentes con las mejoras encontradas en otras investigaciones, en las que se suministraron dietas ricas en omega 3, antioxidantes y folato, nutrientes contenidos en las nueces.

“En la literatura se está acumulando evidencia de que los cambios de estilo de vida saludables, como seguir un patrón dietético podrían ayudar a la concepción, y por supuesto, los frutos secos son un componente clave de una dieta saludable mediterránea”, señaló Albert Salas-Huetos de la Unidad de Nutrición Humana de la Universitat Rovira i Virgil en Reus.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS