El cambio dependerá también de la cantidad de flujo de cada mujer. (Foto: Especial)

¿Cada cuándo se debe cambiar la toalla y el tampón?

El no cambiar estos productos de higiene cada determinado tiempo puede generar una infección vaginal
Redacción | El Universal
26 Diciembre, 2018 | 13:00 hrs.

La toallas sanitarias y los tampones absorben el flujo sanguíneo y ayudan a las mujeres a realizar su vida cotidiana mientras se encuentran en su periodo.

Para muchas chicas que apenas inician esta etapa de su vida puede existir la duda de cada cuánto tiempo deben cambiarse estos artículos. Por eso, aquí te decimos todo lo que debes saber sobre este proceso.

En general, el tiempo en que una toalla y un tampón deben ser reemplazados es el mismo para ambos artículos. Esto es cada cuatro horas para cuidar la higiene, según señala el Centro para la Salud de las Mujeres Jóvenes y también de acuerdo con información de un estudio sobre hábitos de higiene en adolescentes.

La única diferencia entre ambos artículos es que mientras la toalla debe ser retirada en un máximo de cuatro horas, el tampón puede permanecer hasta seis horas cuando el flujo no es muy abundante, casi siempre los últimos días del periodo.  

A pesar de que estos son los tiempos promedio que estos artículos deben permanecer en tu cuerpo, lo cierto es que hay diversos factores que deben ser tomados en cuenta, y que pueden hacer que estos tiempos varíen.

Por un lado, el tiempo va a depender de la cantidad de flujo que tengas. Hay mujeres cuyo flujo puede ser muy abundante los primeros días de su periodo de tal manera que podrían requerir un cambio cada dos o tres horas mientras que, si tu flujo es normal, el cambio promedio de cada cuatro horas bastará para evitar accidentes.

Recuerda que realizar estos cambios es de suma importancia para evitar el riesgo de desarrollar mal olor o una infección vaginal, pues cuando estos productos no se cambian puede darse acumulación de bacterias, de acuerdo con un estudio de la revista Scielo.

En el caso de los tampones también debes recordar no dejarlos más de ocho horas o podrías correr el riesgo de desarrollar un shock séptico es decir,  una infección rara pero  grave que en casos extremos puede ocasionar incluso la muerte.

Sin embargo, en el caso de las ocho horas que pasan mientras duermes, no debes preocuparte ya que por lo general el flujo suele bajar mucho durante el ciclo de sueño y el riesgo de infección es muy bajo.

A pesar de esto, si eres de flujo abundante, quizá sea mejor opción una toalla nocturna para flujo abundante  pues te protegerá durante toda la noche.

 

QUÉ DICEN LOS USUARIOS