No impide el contagio de enfermedades de transmisión sexual. (Foto: Especial)

6 datos sobre los espermicidas que debes conocer

Los espermicidas son una buena alternativa si se desea aumentan el nivel de protección contra un embarazo
Redacción | El Universal
11 Junio, 2019 | 09:00 hrs.

A pesar de no ser tan populares o conocidos como otros métodos anticonceptivos, los espermicidas son una buena alternativa si se desea aumentan el nivel de protección contra un embarazo no deseado.

Este método puede ser visto como una forma de protección adicional para evitar un embarazo en caso de que el otro método que se esté utilizando falle, sobre todo en caso de relaciones sexuales esporádicas. Usarlo en combinación con el condón puede reducir el riesgo en caso de que éste se rompa.

Otro aspecto positivo es que su uso depende de la mujer y además no tiene los efectos adversos de los métodos hormonales. En caso de un encuentro ocasional en el que la mujer necesite protección extra, ésta podría ser una buena opción.

Aquí te decimos algunos otros datos que debes conocer sobre este método de acuerdo con información del estudio Espermicidas: Una Alternativa de Anticoncepción para Considerar”, publicado por la revista Scielo.

1. Son un método de barrera química

Los espermicidas son un método de barrera química que impide el embarazo de dos maneras: dificultando la movilidad de los espermatozoides y bloqueando la entrada al cuello uterino para impedir que lleguen al óvulo y lo fecunden.

Esto se logra mediante la acción de diferentes agentes químicos que disuelven la membrana de las células reproductivas masculinas.

Cabe mencionar que al no ser una barrera física no impide el contagio de enfermedades de transmisión sexual.

esperma.jpeg

 

2. Su uso debe combinarse con otros métodos

Si se usa solo su efectividad no es muy elevada por lo que se recomienda como un método para aumentar la protección de otros métodos como el condón o el DIU. El estudio señala que por sí solos tienen una tasa de embarazos de 26 por ciento pero combinado, y usado de forma correcta, la tasa de embarazo se reduce hasta el 6 por ciento.

condon_3.jpg

 

3. Existen diferentes presentaciones

Los productos espermicidas se consiguen en diferentes presentaciones como espumas, geles, cremas, películas, esponjas y supositorios y cada uno tienen indicaciones diferentes para su uso por lo que es importante leer las instrucciones con cuidado.

En lo que sí coinciden es en el tiempo de acción. Los espermicidas deben colocarse mínimo 10 minutos antes del coito (aunque su efectividad aumenta si se aplica media hora antes) y su tiempo de acción es de una hora; pasado este periodo es necesaria una segunda aplicación si se va a continuar con el acto sexual.

espermicidas_0.jpg

 

4. Están elaborados con diferentes agentes químicos

Los agentes químicos con los que se elaboran los espermicidas se conocen como surfactantes, entre los que se encuentran el octoxinol, el menfegol, el cloruro de benzalconio, y el Nonoxinol-9, el cual es el más usado de todos.

Debido a que utilizan agentes químicos no se recomienda su uso constante debido a que, aunque están hechos para no causar irritación, un uso constante sí podría lastimar las células epiteliales de la vagina de la mujer.

vagina.jpg

 

5. Algunos productos naturales podrían servir como espermicidas

De acuerdo con el artículo, actualmente se experimenta con diferentes productos naturales que han demostrado tener efectos espermicidas, esto con el objetivo de crear productos con la misma protección pero sin el uso de agentes químicos que pueden llegar a lastimar el tejido vaginal de la mujer.

Algunos extractos de diferentes frutas y plantas que tienen esta propiedad son el extracto de la cúrcuma, aceite de semilla de algodón, jugo de maracuyá, jugo de limón, extractos de hojas de neem, extractos de las semillas de papaya y aceite de las semillas del árbol karanja.

curcuma_0.gif

6. Es un método usado desde la antigüedad

Se tienen registro del uso de espermicidas desde la antigüedad, por ejemplo, los egipcios utilizaban óvulos hechos de estiércol de cocodrilo, miel y bicarbonato de sodio para introducirlos en la vagina y en el siglo XVIII, en Francia, las mujeres humedecían esponjas con brandy.  El jugo de medio limón era también utilizado como método anticonceptivo en algunas culturas.

limon_0.jpg
 

QUÉ DICEN LOS USUARIOS