Especial

5 etapas para pasar del enamoramiento al amor

El ciclo de acercamiento y alejamiento de la pareja nos indica en qué etapa nos encontramos
Alejandra Rodríguez |El Universal
02 Noviembre, 2017 | 13:00 hrs.

La relaciones de pareja pasan por distintas etapas. La aceptación, el conflicto y las ganas de mantenerse unido a la persona hará la diferencia entre el amor y enamoramiento.

Rolando Díaz Loving, psicólogo egresado de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), realizó un modelo social aplicado al amor entre los mexicanos, denominado “Ciclo de acercamiento-alejamiento de la pareja”.

El investigador señala que en el enamoramiento existe un momento donde las parejas son completamente extraños, para luego ser conocidos y entablar una amistad, que deriva en atracción, pasión y romance.

El amor, por su parte, tiene que cumplir con un proceso de compromiso y mantenimiento.

Según Díaz Loving las diferencias entre el amor y el enamoramiento son las siguientes:

Enamoramiento

1. Conocidos. Hay cierto grado de cercanía y sentimos una confianza limitada, agrado o simpatía. Cuando se pasa a la siguiente etapa aparece la amistad que tiene el fin de conocer y convivir más con la persona que nos interesa.

2. Atracción. Es una etapa de interés romántico y se acentúa el acercamiento afectivo. Durante este periodo, la otra persona nos gusta física e intelectualmente, y es cuando más la idealizamos.

3. Pasión y romance. En esta etapa hay mayor segregación de dopamina en el cerebro. Aparece el deseo sexual y queremos estar cerca del otro constantemente.

En esta etapa hay mayor estabilidad, entendimiento, comprensión, compatibilidad, conocimiento y fidelidad.

Inicia el amor…

4. Compromiso. La pareja toma la decisión de formar una relación sólida a largo plazo.

Las características del compromiso en pareja son la unión, fidelidad, constancia y entendimiento.

Para que el amor se consolide tiene que existir la responsabilidad u obligación hacia los acuerdos que determinen en la pareja.

5. Mantenimiento. Si el compromiso se consolida, los esfuerzos se dirigen a su mantenimiento. Esta etapa implica luchar contra los obstáculos que se presentan en una relación.

Díaz Loving afirma que en esta etapa perdemos la imagen idealizada de la pareja, pero se afianza la amistad. Surge el tipo de estabilidad que se requiere para formar una familia.

En el caso de que el amor termine aparece el conflicto sin una solución, el alejamiento, el desamor, la separación y el olvido.

Díaz Loving aconseja que para que una pareja tenga una relación más duradera “hay que apostar al crecimiento personal del otro para mantener y renovar el enamoramiento, cada vez que sea necesario”, afirma.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS