Especial

Ya es posible recuperar recuerdos perdidos por Alzheimer

La estimulación con luz azul en zonas específicas del cerebro logra provocar recuerdos a los que no se podrían acceder
Redacción | El Universal
23 Febrero, 2018 | 12:00 hrs.

En las primeras etapas de la enfermedad de Alzheimer, las personas con esta condición suelen no recordar las experiencias recientes. Sin embargo, un nuevo estudio sugiere que esos recuerdos siguen en el cerebro, aunque no se puede acceder a ellos tan fácilmente.

Neurocientíficos del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) descubrieron que la estimulación con luz azul en zonas específicas del cerebro logra provocar recuerdos a los que, de otra manera, no se podrían acceder.

“El punto importante es que esto es una prueba de concepto. Es decir, incluso si un recuerdo parece haberse perdido, aún está allí”. Es una cuestión de cómo recuperarlo”, dijo en un comunicado Susumu Tonegawa, profesor de Biología y Neurociencia de Picower.

Los investigadores estudiaron dos cepas diferentes de ratones genéticamente modificados para desarrollar los síntomas de Alzheimer, más un grupo de ratones sanos.

Una hora después de haber metido a los ratones por segunda ocasión a una cámara donde recibieron un choque en el pie, todos los roedores mostraron temor. Sin embargo, luego de realizar este misma prueba varios días más tarde, sólo aquellos ratones sanos manifestaron miedo.

Como parte del estudio, los científicos etiquetaron las células del engrama asociadas con la experiencia temerosa con una proteína sensible a la luz llamada channelrhodopsin. Así, siempre que estas células se activaban por la luz, los ratones con Alzheimer lograban recordar la memoria codificada.

“Activar directamente las células que creemos que retienen la memoria hace que la recuperen. Esto sugiere que, de hecho, es un problema de acceso a la información, no que no puedan aprender o almacenar esta memoria”, señaló Dheeraj Roy, autor principal de la investigación.

De igual manera, el estudio permitió inducir una reactivación de la memoria a largo plazo al estimular nuevas conexiones entre la corteza entorrinal y el hipocampo, a través de la optogenética.

Este enfoque, sin embargo, no funciona si se estimula una sección demasiado grande la corteza entorrinal, lo que sugiere que cualquier tratamiento potencial para pacientes humanos tendría que ser muy específico.

Los hallazgos aumentan la posibilidad de desarrollar tratamientos futuros que ayuden a revertir parte de la pérdida de memoria en las etapas tempranas del Alzheimer.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS