Especial

Trastorno de alimentación selectiva

Alejandra Rodríguez |El Universal
13 Octubre, 2017 | 17:00 hrs.

Los niños en muchas ocasiones se rehúsan a ingerir determinados alimentos, sin embargo, el hacerlo una manera frecuente y con determinadas caracteristicas ya no es un rasgo de un berrinche o mala educación por parte de los niños, sino que reflejo de una enfermedad más grave que si se prolonga puede tener severos problemas en la nutrición, desarrollo y crecimiento de los menores.

La psiquiatra infantil Cristina Ramos Dávila señala que hay síntomas del trastorno de alimentación selectiva muy específicos en los menores como el miedo a la comida, el asco, la no tolerancia a colores, sabores o texturas, la elección de porciones muy pequeñas e insuficientes, son indicios del trastorno.

La especialista señala que aún no se determinan las causas claras del trastorno, sin embargo afirma que debe tratarse como un padecimiento mental y no sólo como un trastorno alimenticio o un capricho infantil.

En su más reciente publicación el Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales, incluyó esta enfermedad como un trastorno que restringe y evita la ingesta de alimentos.

El manual señala los síntomas para el diagnóstico de este padecimiento en los niños, algunos de estos son:

  • El índice de este trastorno es mayor en niños que en niñas, y comienza en edades muy tempranas.

  • El estado de ánimo, al contrario que con la anorexia y la bulimia, no se ve fuertemente alterado. Sin embargo, el miedo al atragantamiento y a sufrir alergia, así como la necesidad de elegir, es inherente a esta patología.

  • La pérdida de peso puede ser una consecuencia, pero ante todo manifiesta una imposibilidad por aumentar de peso o una ralentización del crecimiento y el desarrollo.

  • La deficiencia nutricional es significativa.

  • Se presenta una dependencia a los suplementos nutricionales o complementos vitamínicos.
     

 

QUÉ DICEN LOS USUARIOS