Los resultados sugieren que la experiencia sexual puede estimular la neurogénesis. (Foto: Especial)

Tener sexo puede ayudar a prevenir el alzhéimer

Una práctica sexual adecuada podría ayudar a retrasar el deterioro cognitivo
Redacción | El Universal
04 Diciembre, 2019 | 12:00 hrs.

Una vida sexual activa ha demostrado ser benéfica para la salud, muchas investigaciones han arrojado información sobre sus beneficios. Uno de ellos es que tener sexo de manera regular puede ayudar a prevenir el alzhéimer y mejorarla salud mental.

La investigación realizada por el Departamento de psicología de la Universidad de Maryland en Estados Unidos, demostró que una vida sexual activa puede retrasar el deterioro cognitivo causado por el envejecimiento y que provoca enfermedades mentales como la demencia y el alzhéimer.

Dicho estudio demostró que el sexo ayuda a mejorar la actividad mental y a incrementar la neurogénesis, proceso a través del cual se realiza el relevado de neuronas y la producción de neuronas nuevas en el cerebro.

Las nuevas neuronas se relacionan con una mejora en las funciones del hipocampo, como son la cognición y la memoria, las cuales se ven afectadas con la edad debido a una disminución de la neurogénesis cerebral.

Pare el estudio se analizó la respuesta cerebral de ratas adultas después de tener una experiencia sexual gratificante. A corto plazo aumentó el número de neuronas en las ratas, mientras que a largo plazo mejoró en general, la función cognitiva.

“Los resultados sugieren que la experiencia sexual puede estimular la neurogénesis y recuperar funciones cognitivas en ratones de mediana edad”, apunta el estudio.

En dicha investigación también se comprobó que al dejar de tener sexo, la función cognitiva se deteriora a pesar de que existan en el cerebro neuronas nuevas producidas por una mejor neurogénesis.

El deterioro cognitivo provocado por la disminución de la neurogénesis es una de las principales causas que desencadenan la aparición de enfermedades mentales como la demencia y el alzhéimer.

La enfermedad de Alzheimer es un padecimiento neurodegenerativo que provoca deterioro cognitivo en el cerebro, afectando la memoria, el intelecto, el comportamiento y la capacidad para realizar actividades de la vida cotidiana.

Este padecimiento es la forma más común de demencia, ocupando entre el 60% y 70% de los casos, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS). A nivel mundial alrededor de 50 millones de personas sufren algún tipo de demencia, sobre todo en países de bajos ingresos.

Se prevé que para 2030 el número total de personas con demencia alcance los 82 millones. Aunque existen diversas investigaciones entorno a este padecimiento no existe aún una cura, y la mejor forma de evitarla es la prevención.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS