Los lazos cercanos siempre traen beneficios a la salud. (Foto: Especial)

Socializar ayuda a tener una mejor vejez

Con el paso del tiempo los ancianos se vuelven sedentarios lo cual crea un factor de riesgo en ellos
Redacción | El Universal
26 Febrero, 2019 | 12:00 hrs.

De acuerdo con el estudio publicado en Science Daily, los adultos mayores que pasan mayor tiempo con familiares, amigos, conocidos o que simplemente socialicen más con quien sea son más propensos a ser más activos físicamente, pues pasan menos tiempo sentados o sin hacer algo de ejercicio, lo que genera que tengan una actitud mayormente positiva.

Lograr que estos adultos hagan ejercicio es una tarea difícil de llevar, sin embargo, hacer que se relacionen con aquellos que asisten a eventos en grupo o que incluso platiquen con los meseros puede ser más sencillo para cuidar de su salud y estabilidad.

Comenta la autora del estudio, Karen Fingerman, profesora de ciencias del desarrollo humano y la familia en la Universidad de Texas, en Austin, "los adultos con frecuencia se vuelven menos físicamente activos y más sedentarios a medida que envejecen, y esas conductas plantean un factor de riesgo de enfermedad y muerte".

La profesora menciona que al hacer que los ancianos socialicen de cualquier forma aumenta la actividad física y otras muchas conductas ayudando a la salud sin tener que agotarlos en alguna actividad que tal vez no les termine gustando.

En el experimento los investigadores preguntaron a los participantes del estudio sobre sus actividades y encuentros sociales cada tres horas durante aproximadamente una semana, quienes también llevaban dispositivos electrónicos para controlar su actividad física.

Fingerman y el equipo observaron que durante estos períodos que los adultos se relacionaban mejor con una pareja para socializar. Informaron que habían participado en muchas más actividades, como salir de la casa, caminar, hablar con otros o ir de compras. También se involucraron en una actividad física más objetivamente medida, y menos tiempo siendo sedentarios.

Estudios anteriores ya habían mostrado que los lazos sociales cercanos como la familia o amigos cercanos pueden ser benéficos para los ancianos pues proporcionan un “colchón” contra el estrés que ayuda a mejorar el bienestar emocional. La coautora Debra Umberson, profesora de sociología y directora del Centro de Investigación de Población de la Universidad de Texas,  Austin, menciona que:
"Esta nueva investigación usa unos datos realmente novedosos que capturan tanto la cantidad como la calidad del contacto con todo tipo de personas con quienes los adultos mayores se encuentran a lo largo del día, y los resultados nos muestran que esos encuentros rutinarios tienen beneficios importantes respecto a los niveles de actividad y el bienestar psicológico".

QUÉ DICEN LOS USUARIOS