Síntomas de la fatiga crónica

Cuando el cansancio es recurrente y no se alivia con descanso debes acudir al médico
Alejandra Rodríguez |El Universal
18 Septiembre, 2017 | 07:30 hrs.

¿Alguna vez te has sentido con cansancio intenso y continuo, con falta de energía y motivación? Tal vez padeces fatiga crónica y no lo sabías. Pero ¿qué es la fatiga crónica? Es un sentimiento de no importa qué suceda, es decir un sin sentido de la vida.

El síndrome de fatiga crónica es una afección en la que los síntomas del cansacio persisten durante al menos seis meses y no se resuelven con descanso. La fatiga puede empeorar con la actividad física o el estrés mental. Cuando la fatiga no se alivia con dormir bien, nutrirse bien o tener un ambiente de bajo estrés debemos acudir al médico.

La fatiga es un síntoma común y por lo regular no se debe a una enfermedad seria, pero puede ser un signo de un trastorno físico o mental más grave, cuando se vuelve crónico.

Mauricio Porras, doctor por el Centro de Estudios Psicoanalíticos Mexicano y catedrático de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) señala que la fatiga está presente en nuestra vida cotidiana por el ritmo de vida acelerada a la que estamos sometidos, al igual que una mala dieta “cuando este padecimiento se vuelve crónico, recomiendo cambiar la rutina y conductas que nos hagan salir de la cotidianidad, por ejemplo, nadar, tocar, salir a bailar, entre otras actividades”.

El doctor sostiene que la fatiga crónica se diagnostica con base en la presencia de un grupo específico de síntomas y después de haber descartado todas las otras causas normales de fatiga. Alguno síntomas de este padecimiento en su etapa crónica son:

 

1. Debilidad o cansancio inexplicable, especialmente si está acompañada de fiebre o pérdida de peso involuntaria.

2. Dolores de cabeza todo el tiempo.

3. Tristeza y depresión.

4. Insomnio.

5. Pensamientos de hacerse daño o cometer suicidio.

6. Confusión y mareo acompañada de visión borrosa.

7. Poca o nada de orina o aumento de peso o hinchazón reciente.

8. Estreñimiento, piel reseca, aumento de peso o intolerancia al frío.

 

El cansancio crónico se puede curar con medicamentos o terapia conductual desde el piscoanális, sin embargo, Porras afirma que lo primero que hay que hacer es quitar las etiquetas de crónico, “cuando las personas saben que la afección que padecen es de esa índole, mal interpretan y se hacen a la idea de que nunca se van a poder curar y además va ser progresivo. En efecto hay enfermedades que son así, y se lleva la vida, como el cáncer. Pero en este caso si uno encuentra donde esta el sabor de la vida en lo que uno desea, se puede quitar el cansancio. Hay que encontrar que te hace pleno y feliz,ya sea una actividad lúdica, cultural o intelectual”.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS