Especial

Ser poco sociable puede ocasionarte enfermedades

Las personas con habilidades sociales deficientes presentan altos niveles de estrés y soledad en sus vidas
Redacción | El Universal
30 Noviembre, 2017 | 13:00 hrs.

¿No eres muy sociable? Esto podría ocasionar consecuencias fatales a tu salud. Según un grupo de científicos de la Universidad de Arizona (UA), las habilidades sociales no sólo están asociadas con problemas mentales como angustia y depresión, sino también con una mala salud física.

Este nuevo estudio, publicado en la revista Health Comunication, se encuentra entre los primeros en relacionar las habilidades sociales con la salud física y mental.

“Hemos sabido por mucho tiempo que las habilidades sociales están asociadas con problemas de salud mental como la depresión y la ansiedad.  Pero no hemos sabido definitivamente que las habilidades sociales también son predictivas de una mala salud física”, dijo Chris Segrin, autor y jefe del Departamento de Comunicación de la UA.

El autor del estudio señala que hay dos factores vinculados con la mala sociabilidad que pueden llegar a afectar la salud de la persona. Estos son altos niveles de estrés y soledad en sus vidas.

“La soledad y el estrés parecen ser las claves que se vinculan a escasas habilidades sociales y salud. Las personas con habilidades sociales deficientes presentan altos niveles de estrés y soledad en sus vidas”.

Para llegar a esta conclusión, los investigadores analizaron datos de 775 personas de entre 18 a 91 años, quienes respondieron preguntas diseñadas para medir sus habilidades sociales, niveles de estrés, soledad y salud física y mental.

Los participantes que tuvieron un déficit en estas habilidades presentaron más estrés, soledad y una mala salud física y mental.

Si bien los efectos negativos del estrés en el cuerpo son conocidos desde hace tiempo, la soledad es el factor de riesgo más recientemente reconocido.

“La soledad es en realidad un riesgo muy grave para los problemas de salud. Es tan grave como el tabaquismo, la obesidad o el consumo de una dieta alta en grasa con falta de ejercicio”, señaló Segrin.

La buena noticia, señala, es que las habilidades sociales han demostrado ser susceptibles de intervención. “Para las personas que realmente quieren mejorar sus habilidades sociales y trabajar en ellas hay terapia, asesoramiento y capacitación en estas habilidades”, añade.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS