Especial

Ser bilingüe puede evitar que tengas Alzheimer

Además de ser una muestra de diversidad y riqueza cultura, tiene un efecto beneficioso sobre la salud
Redacción | El Universal
05 Enero, 2018 | 11:00 hrs.

Hablar al menos dos idiomas de manera frecuente y a lo largo de la vida no sólo retrasa los riesgos de padecer Alzheimer, sino también, en caso de sufrir la enfermedad, disminuye sus efectos, advirtieron investigadores del Hospital San Raffaele, de Milán, Italia.

Un estudio, publicado en la revista científica PNAS, demostró que la enfermedad de Alzheimer, caracterizada por pérdida de la memoria inmediata y de otras capacidades mentales, se presenta más tarde en personas bilingües y con síntomas menos intensos.

Para esto, los investigadores utilizaron un método de imágenes llamado FDG-PET sobre una muestra de 85 personas, de las cuales unas hablaban italiano y otras eran bilingües. El resultado fue que las personas con Alzheimer que hablaban dos idiomas tenían una gran reserva cerebral que les permitía frenar el progreso de la enfermedad.

“Al comparar los resultados del cuestionario con las de PET y con el rendimiento de los pacientes se observa que cuanto más se utilizan las dos lenguas, mayor es el nivel de los efectos en el cerebro y mejor es el rendimiento. La cuestión no es tanto conocer dos lenguas, sino usarlas constantemente de una manera activa, y durante toda la vida”, explicó Daniela Perani, autora del estudio.

Hablar dos lenguas a lo largo de la vida, señala el texto, implica una modificación cerebral tanto de la actividad metabólica frontal como de la conectividad entre las diferentes regiones del cerebro, lo que disminuye los efectos negativos de la enfermedad sobre personas bilingües.

La investigación también encontró que las personas con Alzheimer que hablan dos o más idiomas tienen de media cinco años de edad más que los que sólo hablan un idioma, y poseen una capacidad mayor para reconocer lugares y rostros.

Los autores aclaran que una persona bilingüe no sólo es quien habla dos idiomas extranjeros, sino también dialectos o idiomas regionales. Esto, además, de ser una muestra de diversidad y riqueza cultural, tiene un efecto beneficioso sobre la salud.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS